Campo de pruebas

La Euskal Kopa, lista para acoger 500 espectadores en las gradas

Los organizadores confían en que el encuentro transcurra sin contratiempos y sirva como modelo para eventos similares en los próximos meses

28.08.2020 | 01:02
Luismi Corres, Isabel Iturbe, Germán Monge, Ana del Val y Félix Fernández fueron los encargados de presentar el evento. Foto: Josu Chavarri

Vitoria – Cada vez falta menos para que TD Systems Baskonia vuelva a disputar un encuentro con público en las gradas. La Euskal Kopa, que enfrentará al conjunto gasteiztarra con el Bilbao Basket, tendrá lugar el próximo domingo a las 18.00 horas en el pabellón de Mendizorroza, donde ayer el presidente de la Federación Vasca de Baloncesto, Germán Monge, el presidente de la Federación Alavesa de Baloncesto, Luismi Corres, el director deportivo del Baskonia, Félix Fernández, la vicepresidenta del Bilbao Basket, Isabel Iturbe, y la diputada foral de Cultura y Deporte, Ana del Val, presentaron el evento.

Los cinco representantes de las entidades organizadoras se mostraron orgullosos de poder llevar a cabo el primer encuentro de baloncesto con público pospandemia en Euskadi y animaron a los aficionados a que adquieran las 50 entradas que todavía están a la venta por 15 euros para poder completar el aforo de 500 personas. "Es una gran oportunidad para que los ciudadanos disfruten de estos pequeños espacios de ocio. El deporte va en el ADN de todos los alaveses", argumentó Ana del Val.

El evento tiene mucha más relevancia de la que podría tener cualquier amistoso de pretemporada, ya que servirá como campo de pruebas para valorar la posibilidad de que los aficionados puedan regresar progresivamente a las gradas de los pabellones. La ACB seguro que observará con atención el transcurso del encuentro. "Este partido va a ser una experiencia piloto para todos. Llevamos semanas trabajando intensamente, esperemos vivir una fiesta del baloncesto", afirmó la vicepresidenta del Bilbao Basket.

Protocolo muy riguroso El evento contará con todo tipo de medidas de seguridad para evitar el contagio además de las habituales distancias, uso de gel y mascarillas. Los jugadores se repartirán los vestuarios, que contarán con un aforo máximo de diez integrantes, la prensa tendrá un espacio en la grada, la organización cuenta con los datos de los asistentes y los movimientos por el pabellón estarán controlados. Eso sí, lo más importante será que los asistentes sean responsables y cumplan con todas las medidas.