Peligro

Alarmas encendidas

El preocupante goteo de positivos registrados en los últimos días vuelve a poner en jaque la celebración de las próximas liga ACB y Euroliga con su formato habitual

10.08.2020 | 23:25
Polonara y Diop protegen la zona baskonista ante Claver en la última final liguera en Valencia. Foto: ACB Photo/J.M. Casares

vitoria – El latente temor a que una segunda ola de contagios por el covid-19 pudiera dificultar la celebración normal de la Liga ACB y la Euroliga ya está aquí. En el preciso instante que todos los equipos españoles y del resto del Viejo Continente se han puesto en marcha para afrontar los importantes desafíos de la temporada 2020-21, el número de positivos entre los profesionales comienza a dispararse y todos los planes preestablecidos para intentar vivir una plácida vuelta al trabajo se están viendo seriamente comprometidos.

Una coyuntura muy delicada que, entre otros, afecta al TD Systems Baskonia, que hoy inicia los entrenamientos en pista bajo la sombra de la convulsión generada por el anuncio del contagio de uno de sus miembros tras las pruebas PCR practicadas el pasado viernes. La pretemporada azulgrana continúa su curso en las instalaciones del BAKH con aparente normalidad. Con la confianza de que no surjan nuevos sobresaltos por culpa de la emergencia sanitaria, plantilla y cuerpo técnico no verán alteradas ni un ápice las rutinas ni la hoja de ruta marcada de antemano para que el equipo trate de llegar en las mejores condiciones posibles a la Supercopa, cuyo arranque está fijado para el 12 de septiembre.

Las alarmas, eso sí, ya están encendidas a falta de un mes para que el balón se lance al aire en Santa Cruz de Tenerife, el aperitivo de lujo reservado para la recta final de la pretemporada que siempre supone la antesala del bautismo liguero, en este caso el 18 de septiembre, y continental, previsto el 1 de octubre.

Ya era algo sabido por todo el mundo que todos los pabellones seguirían huérfanos de aficionados durante un tiempo indefinido con el consiguiente quebranto económico para los clubes. Lo que permanece en duda ahora otra vez es el desarrollo normal de las competiciones con su formato habitual de una fase regular de todos contra todos y las posteriores series finales por el título.

En el seno de ambas organizaciones lideradas por Antonio Martín y Jordi Bertomeu, se sigue con enorme preocupación la evolución de una pandemia incapaz de dar respiro a nadie. La ACB, todavía pendiente de hacer público el calendario de enfrentamientos después de que un juzgado catalán impusiera hace días la readmisión del Gipuzkoa Basket, ha organizado mañana una reunión urgente entre sus asociados con el fin de valorar una situación cada vez más inquietante.

En la Euroliga el panorama es más desolador si cabe teniendo en cuenta que la pandemia del coronavirus ha complicado hasta límites insospechados el movimiento de personas por el continente y muchos países siguen manteniendo las restricciones en sus fronteras en forma de cuarentena obligatoria a los que entren en su territorio.

Lejos de mejorar, la situación en España empeora a diario con seis equipos afectados ya oficialmente por algún positivo entre sus miembros, entre ellos el Gran Canaria, Iberostar Tenerife, Real Betis y Estudiantes. El peor escenario se vive de largo en Fuenlabrada, con cinco contagios confirmados, obligado desde ayer a detener su preparación y que repetirá las pruebas a todos los jugadores y técnicos, tanto a positivos como negativos. A nivel continental, las perspectivas tampoco son excesivamente halagüeñas, tal y como se constata con los recientes contagios de los griegos Dimitris Itoudis (CSKA) y Kostas Papanikolau (Olympiacos).

mike james toma partido La posibilidad de que la Liga ACB y la Euroliga se reanuden con el formato habitual tiene cada vez menos visos de hacerse realidad. El exitoso sistema de la burbuja sanitaria adoptado por la ACB para celebrar la última fase final en Valencia vuelve a estar encima de la mesa como la alternativa más lógica para seguir disfrutando esta temporada del baloncesto, aunque hay dificultades evidentes para cuadrar los intereses de todo el mundo. Hasta doce equipos españoles tomarán parte el próximo ejercicio en las distintas competiciones europeas y ese sería un problema añadido a la hora de fijar las fechas de los partidos.

Pese a que todos los afectados han sido aislados sin poner en peligro la salud de los compañeros, se encuentran asintomáticos y en buen estado, la necesidad de que los rectores de ambas competiciones fijen un estricto protocolo sanitario se hace cada vez más urgente. De momento, ya han surgido las primeras voces dispuestas a aceptar cualquier solución con tal de dar rienda suelta a su pasión por el baloncesto. "Tan solo quiero decir que si la Euroliga quiere que brotemos durante algunos meses, lo haré. Vamos a hacerla estallar", escribió este domingo el base exbaskonista Mike James en sus redes sociales en alusión a la posibilidad de que la próxima Euroliga se dispute en modo burbuja en alguna sede fija. Esta opción ya fue contemplada por Jordi Bertomeu antes de cancelar la última edición continental.

los positivos

5

fuenlabrada

El equipo madrileño, que ha detenido su preparación para la próxima campaña y también repetirá las pruebas a jugadores y técnicos que han dado negativo, es el más afectado hasta ahora en la ACB.

3

gran canaria

El club insular informó ayer de dos nuevos casos entre sus filas precisando que "ambos se encuentran asintomáticos y en un buen estado".

1

baskonia, betis y tenerife

Son los otros clubes que en los últimos días han notificado un contagio en algún miembro del equipo. En su caso, la salud tampoco preocupa.