La cuarta liga ha reactivado la ilusión

Una nueva esperanza para el baskonismo

Veteranos azulgranas destacan el mérito de haber ascendido del infierno al cielo en una temporada marcada por la pandemia

06.07.2020 | 01:13
La plantilla ha espantado sus fantasmas en Valencia y ha logrado un título impensable al inicio de la temporada. Foto: ACB Photo

Vitoria – El título liguero obtenido recientemente por el Baskonia ha reactivado la pasión por el conjunto azulgrana. La canasta de Vildoza se celebró en todas las calles de Vitoria y supuso una explosión de alegría después de un más que sufrido arranque de temporada. El éxito del conjunto de Ivanovic es un motivo de orgullo para todos los baskonistas, especialmente para aquellos antiguos jugadores y entrenadores que han pasado por la entidad y conocen de primera mano la dificultad y relevancia de conseguir un entorchado como este.

El duelo contra el Barcelona era una de esas citas que ningún forofo se puede perder. Xabier Añua, histórico entrenador vitoriano que condujo al club a su primer título, la Copa Asociación, lo disfrutó desde casa, a pesar de que no acostumbra a ver los partidos en vivo: "Normalmente me los grabo y los veo repetidos más tarde, sufro cuando los sigo en directo, pero esta vez sí lo puse en la tele. Lo peor que podía pasar es que fuéramos subcampeones, y eso ya era todo un éxito". Para Añua, los jugadores han respondido de maravilla tras el parón, pero gran parte del triunfo le corresponde al técnico, Dusko Ivanovic.

Para el exentrenador, "hoy en día es muy importante mantener a los jugadores motivados. Dusko ha sabido modernizarse y adaptar sus rutinas de entrenamiento a las nuevas herramientas de las que disponen los técnicos, mientras que otros como Perasovic y Pesic se están quedando rezagados". A Añua le ha sorprendido esta nueva versión del montenegrino, que le agrada más que el Ivanovic rígido de anteriores etapas.

De cara a la próxima temporada, el antiguo técnico baskonista cree que Henry, Polonara y Dragic se han ganado continuar en la disciplina azulgrana y tener un papel importante. También espera que llegue un recambio de nivel para Shengelia: "Era el capitán, y si se va la gente se va a acordar de él para siempre. A lo largo de nuestra historia se han ido grandes jugadores, pero han aparecido otros que han recogido el testigo".

En cualquier caso, la respuesta de los aficionados está asegurada después de la consecución del título. "Han devuelto la ilusión a Vitoria. El equipo ha demostrado que juegue mejor o peor sigue arriba. Eso sí, no me gustaron algunas de las celebraciones que han puesto en riesgo la salud de todos", comenta. A la hora de poner nota a la temporada azulgrana, Añua no duda en calificarla con un diez.

UN DUSKO MÁS COMEDIDO Juan Ortiz de Pinedo, exjugador y exentrenador del club, coincide en que la nota del Baskonia este año es un sobresaliente, "aunque quizás no le pondría un diez por no haberse clasificado para la Copa del Rey y por su bajo rendimiento en la Euroliga". Pinedo disfrutó del partido desde casa y achaca parte del éxito gasteiztarra al formato de la competición. "La fase final, corta y muy intensa, se adaptaba a la perfección a las características de Dusko. Si había alguien que podía levantar al equipo después del mal inicio, ese era él, pero los jugadores también tienen parte de culpa. Han asimilado su idea de juego y se nota que no han perdido el tiempo durante la cuarentena. Han llegado mucho más preparados que el Barcelona y el Real Madrid, y hay que felicitarles por ello", argumenta.

En su opinión, Ivanovic ha regresado a Vitoria con una actitud diferente a cursos anteriores, y eso ha ayudado a la recuperación anímica del equipo: "Hemos visto un Dusko más comedido, con los años ha ido limando asperezas. Después de pasar por el Baskonia ha fracasado en todos los equipos en los que ha estado y puede que eso le haya hecho cambiar de mentalidad. Ha triunfado, pero toca seguir trabajando, mantener el nivel". La plantilla con la que contará la próxima campaña será muy distinta y Pinedo tiene claro lo que hace falta. "Necesitamos un pívot de primer nivel. Si se marcha Shengelia vamos a sacar mucho dinero y ahorrarnos un sueldo importante. Para seguir compitiendo no debemos escatimar en gastos con Diop como pívot titular no se llega a una FinalFour de la Euroliga. Yo lo veo más como un cuatro", comenta. En cuanto a Fall y Eric, opina que pueden funcionar bien como pívots suplentes, pero en ningún caso están al nivel requerido para acaparar la mayoría de los minutos.

Txema Capetillo, también con experiencia como jugador y técnico, disfrutó como el que más con el juego desplegado por el equipo en la final: "Para mí fue el partido que más se mereció ganar de todo el campeonato. Contra Unicaja y Valencia no estuvo tan bien, se impuso más por detalles puntuales y fallos de su rival que por méritos propios, pero contra el Barcelona se lo ganaron a pulso". Para Capetillo, en esta fase final han coincidido todos los factores necesarios para que Baskonia lograse el título. "Hemos recuperado a jugadores importantísimos como Vildoza y Granger, hemos llegado fuertes física y mentalmente y equipos con plantillas superiores como Barcelona y Real Madrid se han relajado y no han rendido al cien por cien de sus posibilidades", afirma.

MÉRITOS PARA RENOVAR De cara a la próxima temporada, a Txema Capetillo le encantaría que el Baskonia consiguiera retener a Shields: "Me ha confirmado que es un gran jugador para la entidad, entiende el juego a la perfección, asume responsabilidades y hace mejores a sus compañeros. Es un gran jugador de equipo". Lo mismo opina de Polonara, de quien destaca su carácter y el partidazo que cuajó frente a Unicaja. En cuanto a la posible salida de Shengelia, "se echará en falta su talento, pero hasta esta temporada no se ha destapado como líder. Es cierto que este año sí se ha echado el peso del equipo a la espalda, pero seguro que aparecerá otro referente para el vestuario". Para Capetillo, la nota del Baskonia en la fase final es un 10, pero la media de la temporada un 7, ya que fracasó tanto en Copa del Rey como en la Euroliga.

Natxo Mendaza, analista muy ligado al club gasteiztarra, ilustra con acierto cómo ha sido la temporada azulgrana: "Los exámenes parciales los ha ido suspendiendo todos o, como mucho, aprobando con un cinco raspado, pero luego ha llegado la selectividad y ha sacado un sobresaliente". Él tuvo el privilegio de comentar el partido en la radio y empezó a creer en la victoria en el segundo cuarto. "Cuando el Barcelona cogió ventaja y el Baskonia no se vino abajo pensé que íbamos a tener posibilidades. Los vi muy metidos en el partido", recuerda.

Para Mendaza, el título es un 51% mérito de Dusko y un 49% de los jugadores: "Se ha juntado el hambre con las ganas de comer. La plantilla estaba cansada de perder y quería darle la vuelta a la situación. Todos han remado en la misma dirección y ahí ha estado la clave". El próximo curso los remeros serán otros, pero Mendaza confía en que la entidad pueda retener a piezas importantes: "Ojalá sigan Henry y Vildoza, forman una gran pareja en el puesto de base y trabajan muchísimo en defensa. Polonara y Dragic han demostrado ser muy válidos y Kurucs puede funcionar como tercer base. Diop también se ha ganado la renovación. Creo que él y Vildoza, por su experiencia y relevancia en el juego, son quienes suplirán la ausencia de Shengelia como líderes del vestuario".

LA SOMBRA DE 'TOKO' Otro histórico vitoriano sobre la cancha fue Iñaki Garaialde, uno de los jugadores franquicia del club en los 70 y 80. "Esta temporada habrá que recordarla no solo por el título, sino por todos los baches que ha superado el equipo y su evolución. El viaje le da más valor todavía". El legendario escolta azulgrana no duda en puntuar la temporada con un sobresaliente, aunque hasta marzo la nota era negativa: "El parón por el virus no resta valor a lo que se ha logrado. Todos han tenido las mismas condiciones para trabajar y el Baskonia ha sido el que mejor lo ha hecho". Garaialde atribuye parte del mérito a Ivanovic, pero opina que la victoria es consecuencia del trabajo de todos. "Dusko es la punta del iceberg, el director de orquesta que ha conseguido poner de acuerdo y coordinar a todos los demás", explica.

A Garaialde le gustaría que Querejeta pudiera mantener el mismo bloque que esta temporada, pero es consciente de la dificultad de esta tarea: "Tiene que haber recursos económicos suficientes y que tanto jugador como club quieran mantener la alianza. Ahora la plantilla se ha revalorizado y muchos querrán un sueldo mayor o cambiar de aires". Pase lo que pase, él es partidario de recibir cordialmente a quienes hayan formado parte del Baskonia, como Shengelia. "Son muchos años aquí, si va al CSKA se notará su falta, pero será bien recibido en el Buesa Arena. Hay que agradecerle los servicios prestados". En cualquier caso, está seguro de que llegará un recambio, aunque no tenga el mismo peso.

Xabier Añua

"Terminar subcampeones ya era digno de celebrar, pero ganar la Liga ha sido una explosión de alegría. Le debemos gran parte del campeonato a Dusko, ha sabido actualizarse y otros como Perasovic o Pesic se están quedando rezagados".

Juan Ortiz de Pinedo

"El formato de la competición nos ha beneficiado, encajaba perfectamente con las características del entrenador. También hay que felicitar a los jugadores, se ha notado que no han perdido el tiempo en el confinamiento y han llegado al cien por cien".

Txema Capetillo

"Se han juntado todos los factores necesarios: Baskonia ha recuperado a sus lesionados y Real Madrid y Barcelona no han tenido el mismo hambre. Si se va Shengelia, que por fin se ha destapado como líder del equipo, seguro que aparecerá otro referente en el vestuario".

Iñaki Garaialde

"La temporada será recordada no solo por el campeonato, también por lo difícil que ha sido el viaje. Dusko es la punta del iceberg, el que ha conseguido que todos los elementos encajen. Lo ideal sería mantener el bloque, pero es difícil porque la plantilla se ha revalorizado".

Natxo Mendaza

"Para la afición esto ha sido como encontrar un cargador cuando te estás quedando sin batería en el móvil. Seguro que ayuda a enganchar a jóvenes que no vivieron la etapa más exitosa del club. El equipo ha suspendido los parciales, pero con sobresaliente en selectividad".