Uno a uno

El dolor del capitán

24.06.2020 | 01:17
Tornike Shengelia, muy toca físicamente, busca el aro por encima de Carlos Suárez y Gerun. Foto: Efe / Miguel Ángel Polo

Henry Rescató al Baskonia gracias a su mordiente en una especialidad que no domina: el triple. Dos 'bombas' desde el 6,75 proporcionaron oxígeno en el peor momento. Alberto Díaz le sometió a un sufrimiento extremo.

Janning Arrancó el partido con ánimos renovados y fue el autor de los cinco primeros puntos azulgranas, pero a partir de ese momento desapareció del mapa. Sigue sin ahuyentar los fantasmas que le atormentan.

Shields Por debajo del excelente nivel ofrecido ante el Barcelona. Se vio superado por Bouteille y no pudo desplegar su repertorio habitual. También le costó elevar la temperatura física en una floja actuación.

Eric Rendimiento muy desigual bajo los tableros. Capaz de alternar buenos momentos con otros de ofuscación. No pudo imponerse casi nunca atrás y sus manos blandas son un problema recurrente todos los días.

Shengelia No se le puede poner ningún 'pero' debido a su pundonor y su compromiso. A sus problemas de espalda sumó un esguince de tobillo en la recta final. Una carta de tiro muy deficiente, pero muchas asistencias.

Vildoza Aunque sin la continuidad deseada, ejerció como desatascador en ataque. Desplazado al puesto de 'dos', dio rienda suelta a su facilidad anotadora en muchos tramos. Notable colaboración en el rebote.

Granger Tras su gran debut ante el Bilbao Basket, está sufriendo los rigores de haber pasado tanto tiempo lesionado. Con poca relevancia en el partido, aunque mostró una buen lectura del juego en la primera mitad.

Dragic Buena contribución en ambos aros saliendo desde el banquillo. Se sacrificó una vez más por el equipo y protagonizó interesantes ráfagas anotadoras que mantuvieron al Baskonia en la pelea.

Polonara Uno de los héroes de la angustiosa victoria. Un jabato en el rebote, si bien dejó más su sello al anotar la canasta que envió el choque a la prórroga y más tarde convertir con suspense un tiro libre definitivo.

Diop El faro que elevó la temperatura defensiva de un equipo que arrancó un día más demasiado frío. Decisivo con sus ayudas y su trabajo de intimidación atrás. Se ha convertido en un pívot imprescindible.