El Valencia despierta a tiempo en Munich

EUROLIGA | El conjunto español saca provecho de su visita al colista Bayern y sigue en el 'top 8'

08.02.2020 | 11:07

Bayern59

Valencia66

BAYERN MUNICH Lo, Dedovic (12), Lucic (4), Barthel (2), Monroe (15) -cinco titular- Bray, Koponen (8), Zipser (10), Lessort (2), Sisko (4) y Huestis (2).

VALENCIA BASKET Vives, Marinkovic (10), San Emeterio (3), Ndour (8), Dubljevic (9) -cinco titular- Colom (4), Abalde (8), Labeyrie (2), Tobey (11) y Doornekamp (11).

Parciales 13-15, 17-9, 16-21 y 13-21.

Árbitros Lamonica (ITA), Petek (), Radojkovic (CRO). Sin eliminados.

Pabellón Audi Dome. 5.219 espectadores.

Munich - Un gris Valencia Basket despertó justo a tiempo para ganar en la cancha de un Bayern de Munich tan errático o más que el conjunto español que con el triunfo se mantiene en la séptima posición de la fase regular de la Eurologa. Los puntos de Mike Tobey y Aaron Doornekamp en los cinco últimos minutos permitieron cerrar un triunfo cimentado en la mejoría desde la línea de triples en la segunda parte.

Arrancó ya espeso el Valencia ante un Bayern con las ideas mas claras, y que giró alrededor de Monroe. La agresividad de Marinkovic, que sumó 8 de los 12 primeros puntos de su equipo, dio tiempo a que los visitantes se asentaran con una mejor lectura ofensiva (9-14, m.7).

Buscó y encontró el Valencia a Dubljevic para no desengancharse pero el Bayern supo atacar a Quino Colom en defensa para abrir brecha. El pésimo porcentaje desde la línea de tres lastró al conjunto español pues sólo anotó uno de sus primeros dieciséis tiros (28-19, m.18).

El paso por el vestuario dio un punto de alegría al Valencia que apenas tardó dos minutos para poner en marcha un parcial de 0-8 que le puso por delante con un triple de Ndour.

Pero el Valencia volvió a bloquearse, sin ideas y ejecutando mal las pocas que tenía hasta verse de nuevio por detrás en el marcador. Al final, una canasta de Doornekamp y un balón regalado por Dedovic permitieron al Valencia cerrar su victoria más gris, pero que vale igual. - Efe