EUROLIGA 19ª JORNADA

El Baskonia arranca su semana más exigente ante el Zenit

Dusko Ivanovic seguirá sin contar con el argentino Luca Vildoza

14.01.2020 | 14:05
Shields trata de eludir el marcaje de Ponkrashov, en el duelo ante el Zenit disputado en el Buesa Arena.

El Kirolbet Baskonia arrancará este miércoles su semana más exigente ante el Zenit de San Petersburgo en la decimonovena jornada de la Euroliga, que será el primer encuentro de tres consecutivos lejos del pabellón Fernando Buesa Arena.

Vitoria. Los vitorianos viajan a tierras rusas para medirse al equipo de Joan Plaza y al CSKA de Moscú en la doble jornada de la competición continental, para culminar la semana ante el Real Madrid en el comienzo de la segunda vuelta de la Liga Endesa.

En el primero de los duelos, los azulgranas visitan una de las canchas en la que menos réditos ha obtenido el conjunto que actúa como local, pues el Zenit sólo ha logrado un triunfo, ante el Asvel Villerbaune, de las cinco victorias conseguidas que le han llevado a ocupar la última plaza de la clasificación.

A pesar de todo los rusos, que tienen sabor ACB en su plantilla, son un equipo muy peligroso pues cuentan con jugadores conocidos y de calidad como el exmadridista Gustavo Ayón, baja sensible en los petersburgueses, y los exbaskonistas Alex Renfroe y Colton Iverson, que se suman a la potencia física del polaco Mateusz Ponitka y la rapidez del francés Andrew Albicy, entre otros.

Dusko Ivanovic seguirá sin contar con el argentino Luca Vildoza que podría regresar en siete días, tras superar una lesión en el hombro que le ha mantenido apartado en torno a 20 días.

Los vitorianos llegan a este duelo tras recuperar sensaciones en la liga doméstica ante el Gran Canaria y un triunfo les devolvería las esperanzas para mirar de nuevo al octavo puesto, que marca las plazas de "playoff".

Con la baja de Gustavo Ayón, los vascos deberán estar atentos a la aportación de Will Thomas y la dirección de Andrew Albicy y Alex Renfroe, líderes de un equipo que no ha acabado de tomarle el pulso a la competición.

En el duelo de ida, los baskonistas vencieron a los rusos 70-60, en el primer partido de la historia de la máxima competición europea entre estos dos equipos.