Desarrollo rural

La ADR Izki ha gestionado casi 13 millones en generar actividad económica en Montaña Alavesa

Prácticamente todas las actividades empresariales y de emprendedores han pasado por esta asociación

07.11.2021 | 00:53
Antiguo silo del Senpa, en Santa Cruz de Campezo, que alberga el espacio coworking de Labean.

La Asociación de Desarrollo Rural (ADR) Izki ha celebrado esta semana la segunda de las tres jornadas de trabajo con las que está celebrado los 30+1 años de existencia en la comarca. En esta ocasión, el encuentro con los agentes sociales y económicos se llevó a cabo en el antiguo edificio del Senpa, en Santa Cruz de Campezo, transformado en un moderno edificio en el que el Ayuntamiento de Campezo ha ubicado –entre otras cosas– un espacio de coworking para emprendedores.

Coordinadas las actividades por la gerente de la ADR, Cristina Quintana, la segunda jornada se dedicó al ámbito estratégico de desarrollo de actividades económicas sostenibles. El público a quien se dirigía era el formado por vecinos que tienen proyectos de emprendimiento, personas que tienen empresas dentro de la comarca, así como a quienes forman parte de la red de personas emprendedoras, Lehiamendi, que se está creando en la comarca en el marco del programa Labean.

Para ellas se había preparado un programa que, además de contextualizar el encuentro en la conmemoración de los 30+1 años de funcionamiento, se repasó el histórico de proyectos privados atendidos desde la ADR, se presentaron los proyectos tractores, se explicó el estado de la red y se culminó con un recorrido por el espacio coworking habilitado en el edificio, así como una degustación de producto local preparado por el restaurante ¡Arrea, de Santa Cruz de Campezo.

La presentación del histórico de proyectos se desgranó en los temas de formación, que fueron los primeros que se desarrollaron en la comarca cuando la ADR era una asociación de agricultura de montaña, como un curso de herreros en equino, que llevó a los participantes a Francia, y otro de forestales y de manejo de maquinaria forestal. Del programa operativo 5B, destinado a fomentar actividades económicas en núcleos rurales, a través de fondos Feoga, Feder y del Fondo Social Europeo, permitió la creación de la cooperativa Ocón, de Bernedo, la empresa de precocinados Alama, en Alda; Harinas Ibarrondo, en Santa Cruz de Campezo; la panadería Belategi, en Bernedo; Maderas Gámiz, en Santa Cruz de Campezo; Coagrima, en la misma localidad; Pastelería Borja, en Urturi; los centros apícola e hípico, de Antoñana; la quesería en San Vicente de Arana; o los polígonos industriales en Maeztu y Urarte entre un largo etcétera.

Posteriormente la ADR gestionó el Leader Plus y en la actualidad Leader y Erein. Con esos programas se han atendido la puesta en marcha de polígonos industriales, la creación de empleo a través del emprendimiento en la comarca, en el que ya existe un directorio con más de 50 empleos creados, se ayudó a la creación o mejora de empresas, como Morcillas Edurtza, en Villaverde; un centro canino en San Román de Campezo; la empresa Izki Gas, en Maeztu; el lago de pesca Nagusi, en Santa Cruz de Campezo; Embalajes Vicma, en Maeztu; Biomendi, en Bernedo, y otras muchas. En cuanto al apartado de recursos turísticos, la ADR Izki ha apoyado desde el Centro Patrimonial de Montaña Alavesa, en Peñacerrada, a la oficina de turismo de Lagrán, pasado por el centro de interpretación de la Vía Verde del Vasco-Navarro, de Antoñana, y otras infraestructuras de información en Montaña Alavesa, junto al respaldo a la hostelería, como son los casos del restaurante ¡Arrea, de Campezo; Los Roturos, en Maeztu y otros restaurantes, y a estos se suman las ayudas a la creación de alojamientos rurales. Todo ese conglomerado de apoyos a la activación económica en Montaña Alavesa ha supuesto la gestión a través de ADR Izki de 12.912.000 euros.

Tras el histórico de trabajos realizados, la gerente, Cristina Quintana, dio paso a la presentación de tres nuevos programas tractores. Por un lado Zaldiharana, que explicó Miguel Ángel Díaz de Cerio uno de los fundadores de esa iniciativa de hípica terapéutica en Valle de Arana, desde sus orígenes y los proyectos de futuro. Otro proyecto es de turismo rural, dos alojamientos que están impulsando una pareja joven en Santa Cruz de Campezo, que están a punto de abrir sus puertas. Y finalmente, se presentó Thusia, una cooperativa, una pequeña empresa dedicada a la producción de espectáculos teatrales con implicación social. Si idea es crear un nuevo concepto de ruralidad a través de la ficción.

A continuación se contextualizó el programa Labean, en el que la ADR lleva desde el año 2019 trabajando. Se contó las razones por las que se comenzó, junto con otras dos comarcas del País Vasco, y los objetivos que persigue que, en estos momentos, básicamente es la creación de la red de personas emprendedoras, que en Montaña Alavesa se llama Lehiamendi.

Para terminar la alcaldesa de Campezo, Ibernalo Basterra, guió una visita a la zona de coworking que se ha creado en el remodelado edificio del Senpa, que ya forma parte del proyecto piloto Labean.

El próximo encuentro, que cerrará el ciclo, se llevará a cabo en Bernedo, el próximo día 13 en el albergue de esa localidad, y el tema que se tratará en esa ocasión es el asentamiento de población, verdadero caballo de batalla de la comarca.

Una cifra

3

Jornadas

Son las jornadas informativas desarrolladas por la ADR Izki con motivo de su 31 aniversario.

noticias de noticiasdealava