“Tener una chimenea conlleva riesgos y es importante que se tengan todos en cuenta”

El subinspector de Bomberos de Vitoria informa sobre los aspectos necesarios a tener en cuenta

13.10.2021 | 00:33

VITORIA – "Tener una chimenea conlleva ciertos riesgos que es importante que todos los ciudadanos conozcan y tengan en cuenta". Estas palabras las dice Xabier Alzola, subinspector del Speis, de Bomberos de Vitoria.

Según explica, el principal riesgo, como la propia lógica invita a reflexionar, es el riesgo de originar un incendio y con ello calcinar la vivienda o sufrir una intoxicación por humo leve o la propia muerte. Es el mayor riesgo ante un mal mantenimiento o mal uso de las chimeneas. Pero no es el único. También existen riesgos derivados de la combustión y del combustible utilizado. "La combustión del fuego de leña produce una sustancia llamada creosota que se adhiere a las paredes interiores de la chimenea. La creosota se va acumulando y es muy inflamable. Si arde puede provocar fugas de gases tóxicos en la chimenea o incluso incendiarla", informa. ¿Cómo reducir la cantidad de creosota en una chimenea? No se puede evitar que la chimenea genere residuos pero es posible reducir su cantidad. Por ejemplo, al encenderla, es importante abrir el tiro al máximo durante unos minutos. También es recomendable utilizar la leña seca y poco resinosa. "Cuando los troncos no son adecuados aumenta las probabilidades de que se forme creosota en la chimenea. No emplear nunca madera barnizada o lacada". Además, tampoco hay que utilizar la chimenea como basurero.

Por último, existen los riesgos derivados de la construcción. "El conducto de la chimenea alcanza altas temperaturas que, cuando el aislamiento no es adecuado, pueden transmitirse a otros elementos como suelos, vigas o tabiques. A veces este contacto puede producir incendios". Como recomendación frente a esta amenazada, es importante separar o aislar el conducto y las partes calientes con materiales no conductores del calor, disponer de extintores adecuados siempre accesibles, colocar detectores de humo –económicamente son accesibles y económicos– y no usar líquidos inflamables para encender el fuego. "Es muy importante que a la hora de construir una chimenea no nos quedemos con el presupuesto que más bajo nos lo ofrezca, sino con el más seguro".

noticias de noticiasdealava