Prevención de inundaciones

Vitoria da un paso más para prevenir inundaciones al sur de la ciudad

Luz verde a la expropiación de bienes afectados tras la licitación de la obra el mes pasado

26.08.2021 | 00:20
Desbordamiento del río Zadorra. Foto: Alex Larretxi

En julio se dio luz verde a la licitación de las obras para la defensa ante las crecidas de los ríos Batán y Zapardiel.

El Ayuntamiento de Vitoria es quien pone a disposición de la agencia vasca del agua los terrenos para no retrasar la adjudicación de una obra que URA considera clave para incrementar la seguridad de la trama urbana del sur de la ciudad. Ayer, el Boletín Oficial de Álava (BOTHA) publicó la incoación del expediente de expropiación de bienes y derechos afectados por el procedimiento de urgencia para hacer efectivo el proyecto en la zona de las graveras de Lasarte. De esta forma se somete a información pública. A continuación, se comunica a los titulares para que puedan formular alegaciones.

La obra consiste en construir una balsa de laminación de avenidas de 130.000 m?3; de capacidad y una conducción subterránea de 2.380 metros para derivar hasta 1 m?3;/s de los caudales de aguas altas al río Ali.

Se trata de una de las obras de mayor prioridad en cartera en materia de defensa ante inundaciones, ya que incrementará muy significativamente el umbral de seguridad para las personas y los usos sensibles del sur de Gasteiz, incluyendo la zona de Abendaño-San Martín.

Y es que, la actuación permitirá acotar la extensión de la inundación de las naturalmente recurrentes crecidas del Batán y Zapardiel, entre el barrio de Aretxabaleta y la facultad de Ciencias del Deporte de la UPV-EHU. Al mismo tiempo, se logrará una importante mejora ambiental por el incremento del rendimiento de depuración de las aguas residuales. Una importante actuación que tiene un coste de 6,3 millones de euros, IVA incluido.

El objetivo de dicha actuación es doble. Por un lado, se pretende incrementar la seguridad en la parte sur de la trama urbana de la capital alavesa ante las crecidas de los dos ríos que nacen en los Montes de Vitoria. Se trata de mitigar de forma apreciable la extensión de la mancha de inundación de las avenidas en el sur de la ciudad. Para ello, se creará la balsa de laminación en una antigua gravera.

Por otro lado, se quiere aprovechar la actuación para evitar que caudales limpios confluyan en la red de saneamiento de Vitoria y afecten a la depuradora de Crispijana. Es decir, disminuir el caudal que entra en la red de saneamiento para una mejor depuración.

ríos encauzados


Se trata de dos ríos que, tras introducirse en el ámbito del casco urbano de Vitoria, son encauzados para, finalmente, agruparse en un único colector que atraviesa de sur a norte la ciudad. Dicho colector forma parte de la red de saneamiento que es, después, tratada en la depuradora. Por tanto, se produce un problema de incremento de volúmenes de agua a tratar y las puntas de caudal en avenida condicionan el normal funcionamiento de la estación depuradora.

La obra ha sido diseñada para derivar hacia el río Ali el mayor volumen posible del agua que transita a lo largo del año por los ríos Batán y Zapardiel. Para ello se construirá la conducción subterránea. En todo caso, la derivación respetará el caudal ecológico de ambos ríos en períodos de aguas bajas durante todas las épocas del año.

noticias de noticiasdealava