El centro Arrate ya está gestionado por el Ayuntamiento

Decenas de personas se encargan de mantener en perfecto estado tanto la piscina como el resto de instalaciones de este espacio de Iruña de Oca

05.07.2021 | 00:11

Nanclares de la Oca – Tras el retorno de la gestión de las instalaciones deportivas municipales al Ayuntamiento de Iruña Oka, el primer cambio que se visualiza es la cantidad de personal dedicada al bienestar de los usuarios.

Diariamente, cuatro personas se turnan para cubrir todo el horario de apertura, vender las entradas de día o tramitar solicitudes de socios. De la limpieza de las instalaciones se encarga un equipo integrado por tres personas, mientras que de la vigilancia de la piscina se encarga un socorrista titulado que se turna con otros dos más

Para garantizar el buen estado sanitario del agua el ayuntamiento cuenta con dos empresas, Hidrocontrol y Termofuel, a quienes se les ha encomendado la supervisión de las dos piscinas (adultos y niños) del complejo, así como de las bombas y todos los elementos mecánicos necesarios para circulación del agua y la limpieza. Para ello, todos los días, el personal de Arrate toma muestras de agua que son analizadas para determinar los niveles de Ph, transparencia, turbidez, cloro, cloro libre, cloro libre residual, cloro combinado residual y ácido isocianúrico.

En cuanto al césped y zonas verdes, su mantenimiento corre a cargo del Consorcio de Limpieza y Jardinería del Ayuntamiento, que se encarga de conservar el césped, la poda del arbolado y la mejora del cierre exterior del centro.

Según explica el Ayuntamiento de Iruña Oka tras el cambio de gestión es el propio consistorio el encargado de llevar a cabo las tareas de mantenimiento del complejo acometiendo las reparaciones necesarias para el correcto funcionamiento de todas las instalaciones. Asimismo, desde el Consistorio se han implementado los protocolos necesarios para llevar a cabo la apertura de las instalaciones cumpliendo con las medidas sanitarias y de higiene previstas para luchar contra la pandemia. En el recinto se han colocado varios dispensadores de gel hidroalcohólico, mientras que sobre la zona verde se han delimitado una serie de espacios de distintos tamaños para que se pueda mantener en todo momento la distancia de seguridad entre los usuarios, se realizan desinfecciones periódicas de las zonas de baño y se mantiene una ventilación constante en las zonas cubiertas.

Sin embargo, al igual que el año pasado, este no tendrá disponible para su uso la zona de barbacoas. Además, se han indicado diferentes recorridos de entrada y salida en los lugares de paso habitual para evitar en lo posible cruces entre los usuarios y se han clausurado todas las fuentes de agua.

noticias de noticiasdealava