Las centrales agrarias buscan su sitio en la Interprofesional del Rioja

Los sindicatos que operan en la DOC Rioja UAGR, UAGA y ASAJA proponen sus planes para la nueva organización, para que los viticultores les apoyen con sus votos

31.03.2021 | 23:53
Trabajo en los viñedos de Rioja Alavesa.

Las organizaciones productoras agrarias se disputarán hasta el próximo 30 de abril la representación de algo más de 8.000 viticultores que cultivan 35.971 hectáreas de viñedo. Los cien votos de la rama productora se repartirán entre las cooperativas y organizaciones agrarias que conforman la Denominación de Origen Calificada Rioja.

Ayer era la UAGA quien realizaba un llamamiento para respaldar sus candidaturas para renovar su representación en la rama productora. En su argumentación señalaban que para defender Rioja Alavesa es necesario contar con la máxima representación en la Interprofesional, ya que cuántas más hectáreas sumen, mejor estarán representados.

En su propuesta electoral destacan que son la única organización profesional agraria alavesa en la Interprofesional para defender los intereses de los viticultores de Rioja Alavesa. Añaden que son los únicos que presentan un proyecto centrado en el desarrollo de la subzona de Rioja Alavesa como parte integrante de la DOC Rioja y defienden la diferenciación de las subzonas como valor de la DOC Rioja. Añaden que colaboran con las administraciones para definir y poner en marcha proyectos de innovación en la caracterización de uvas y vinos de calidad y apuestan por la cooperación con todos los agentes del sector.

UAGA recuerda que siempre ha representado a la mayoría de los viticultores de Rioja Alavesa en la Interprofesional, trabajando por la estabilidad del sector para evitar los vaivenes del precio de la uva y el vino, equilibrar la oferta y la demanda y garantizar la rentabilidad de todos los agentes del sector. Por estas razones animan a participar en las elecciones y anuncian que la abstención debilita la representación de Rioja Alavesa en la Denominación.

Por su parte, sus homólogos riojanos, la UAGR, anunciaron ayer en rueda de prensa su propuesta para que la Interprofesional del Rioja defienda activamente el pago por la uva y el vino a granel en el mercado interno de la DOC por encima de los costes de producción; apoyan que no haya incrementos de masa vegetal en Rioja hasta que no se recuperen los precios de la uva y del vino a granel en el mercado interno de la DOC por encima de los costes de producción; mantienen su negativa a la liberalización de plantaciones; piden que la que la Interprofesional facilite el acceso de los pequeños operadores a las campañas de promoción del Rioja; y reclaman una mejora de las ayudas a la cosecha en verde para que su implementación beneficie a más viticultores.

Otra organización, en la que hay actualmente algún vocal de Rioja Alavesa, ASAJA, acude a este proceso recordando que hoy es la organización que suma más de la mitad de la representatividad de todas las OPA. En concreto, cuenta con 29 votos y 4 vocales en la composición de la Interprofesional del Vino de Rioja.

Su secretario general, Eduardo Pérez Hoces, proponía en una rueda de prensa que uno de sus principales objetivos es poder aumentar el valor de las uvas de Rioja con unos precios justos tras la caída inadmisible del precio de la uva esta pasada campaña. Para ello, ha recordado que, hasta la irrupción de la crisis sanitaria, el equilibrio entre la oferta y la demanda había mantenido los precios de la uva entre 2017 y 2019 en una media de 0,99 euros la uva tinta y 0,80 euros la uva blanca.

Contrato marco Por este motivo, ha anunciado que su organización propondrá diseñar un contrato marco plurianual que sirva para salvaguardar al viticultor en épocas de crisis y demandará mayores garantías para el cumplimiento de la Ley de la Mejora de la Cadena Alimentaria con el que poder garantizar unos precios justos; se seguirá exigiendo fondos extraordinarios europeos y nacionales que estén dirigidos a los viticultores de las zonas productoras de vinos de calidad para que el viticultor no siga siendo siempre el eslabón más débil de la cadena y anunciaba, en cuanto al crecimiento de masa vegetal, que ASAJA seguirá trabajando para eliminar la referencia de 2045 como fecha para la liberación de plantaciones y continuará planteando condicionar el aumento de masa vegetal a la evolución del mercado y por tanto al incremento de ventas y al valor de la uva de Rioja.