Servicios sociales

El programa de respiro para cuidadores de Bizia comenzará en abril

El servicio les permitirá descansar hasta 45 días al año con la atención a los mayores en ese centro de día

26.03.2021 | 00:32
Centro de día Bizia, en Vitoria. Foto: Jorge Muñoz

En los próximos días comenzará a funcionar el programa Respiro en el centro de día Bizia, según anunció ayer el diputado de Políticas Sociales en el transcurso de la comparecencia que se llevó a cabo en la comisión de Bienestar Social de Juntas Generales de Álava.

Emilio Sola acudió a dicha comisión para responder a varias preguntas sobre diversos aspectos relacionados con infraestructuras y servicios de su departamento, comenzando por la situación actual del centro de día Bizia y del servicio de respiro del centro de día en fin de semana.

En una amplia información, Sola explicó que los programas respiro son una prioridad para el departamento por cuanto es necesario buscar recursos para que los cuidadores puedan descansar o dedicar tiempo para su ocio u otras actividades.

Por esa razón, se han planificado esos servicios, donde poder atender durante unas horas al día y durante algunos días de la semana o del fin de semana a las personas cuidadas, tanto en Bizia, donde también se acogerían a personas con dolencias tipo Alzheimer o en San Prudencio, para dependientes.

El servicio, que comenzará el 10 u 11 de abril, tendrá un tope de 45 días al año, con una estancia no superior a las ocho horas por jornada dentro del horario de diez de la mañana a seis y media de la tarde. Y se podrá gestionar por la vía ordinaria solicitándolo con tiempo a los trabajadores sociales y también con carácter de urgencia, pidiéndolo el miércoles previo al fin de semana que se solicita.

El diputado también anunció que se va a reforzar el servicio de fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, musicoterapia y psiquiatría en el centro y que toda la información estará disponible en unos días a través de un folleto que se está terminando de diseñar.

Entre las preguntas que hicieron los junteros proponentes de la comparecencia estaba si había lista de espera, a lo que el diputado afirmó que, de momento, no había ningún problema y, si éste surgiera, se buscarían alternativas para dar solución.

La segunda de las preguntas que se tramitaron era de EH Bildu, para conocer diversos aspectos sobre la atención psicológica individualizada para personas cuidadoras de dependientes. Emilio Sola explicó que estaban en marcha diversos programas para la adquisición de habilidades, con cursos de formación para cuidadores no profesionales, medios de apoyo para estas personas y recursos para mejorar la vida diaria en los domicilios. Estos programas tenían una planificación individual y familiar y detalló los medios con que cuenta el departamento para poderlo llevar a cabo.

'cuidarse para cuidar' En el debate posterior, el juntero Luis María Salgado recordó que, hasta el año 2019 y dentro del programa Cuidarse para cuidar existía un servicio de atención psicológica individualizada en los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes de Álava. Más tarde, meses antes de la campaña electoral de 2019, la Diputación presentó el programa Zainduz, donde se incluía dicho servicio de atención psicológica individualizada en dichos ayuntamientos. Sin embargo, ya en 2020, muchas solicitudes derivadas desde los servicios sociales de base fueron denegadas por falta presupuestaria. Emilio Sola desgranó que había partidas presupuestarias para poder realizar ese trabajo y destacó que no le constaba que hubiera habido problemas de plazas.

Kilometraje. En la sesión de ayer de las Juntas también se planteó la petición de información sobre la situación actual de la concesión del servicio de ayuda a domicilio a la empresa CLECE. Concretamente se referían los grupos Elkarrekin y EH Bildu a que había problemas con las declaraciones de kilometrajes realizados por los trabajadores por las diferentes comarcas. A este tema, Emilio Sola dijo que se había reunido con los representantes sindicales y con la empresa y que el conflicto se remonta a principios del año pasado cuando se vio que los kilometrajes no coincidían y que había algunos que se habían producido durante descansos y licencias. La diferencia es tal que el total de kilometraje declarado en un determinado tiempo fue de 1.552.9919,12 kilómetros cuando, en realidad, de acuerdo a los baremos oficiales, debían haber sido 1.368.613 kilómetros. Según Sola, la diferencia equivale a 49 viajes entre Vitoria y Moscú.

Google Maps. Tras una reunión en la que se fijaron los criterios que debían regir y se fijó Google Maps para definir distancias, se comunicó ese acta a los trabajadores, al tiempo que se anunciaba la revisión de los gastos de cada uno, ya que no todos habían girado kilómetros de más y había algunos que tenían saldos a su favor. En estos momentos, hay cinco trabajadoras que adeudan cantidades y otros catorce casos se están revisando, ya que las rutas de Google no siempre son las más adecuadas.

los kilómetros no coinciden

ayuda a domicilio

noticias de noticiasdealava