Regular los pisos vacíos de Gasteiz agravaría el vaciado de los pueblos

El diputado general alerta sobre ese riesgo, que ya ha sucedido en alguna ocasión, al reclamarse por parte de Elkarrekin una actuación sobre las 5.000 viviendas deshabitadas en Araba

04.03.2021 | 00:22
Imagen de Ali, con grúas detrás, hace varios años. Foto: J.R.G.

Cuando se ha modificado la fiscalidad de las viviendas vacías, afectando a los pisos adquiridos durante muchos años y con mucho sacrificio, por las familias alavesas que viven el medio rural, lo que se ha producido ha sido un "desempadronamiento" que ha puesto en peligro la pervivencia de los pequeños pueblos. Así lo afirmó ayer el diputado general de Álava, Ramiro González, ante una interpelación del juntero David Rodríguez sobre las políticas fiscales que se van a llevar a cabo, "ante la enorme dificultad que tiene la población alavesa en edad de emancipación en el acceso a la vivienda".

El juntero había relacionado datos del Observatorio Vasco de la Vivienda y señaló que según esa fuente hay un total de 5.073 viviendas deshabitadas en Álava y pidió al diputado general que la institución se implicase en una regulación para su utilización. Sin embargo, Ramiro González explicó que esas viviendas tienen una especificidad alavesa y es que son las compras realizadas por los mayores desde los pueblos pensando en los hijos, tanto por estudios como para vivir en un futuro. En cualquier caso mencionó que lo relacionado con vivienda es algo a lo que se está a la espera, ya que el Congreso de los Diputados está estudiando una regulación de los precios del mercado y que el problema real es que no hay apenas oferta de piso de alquiler en Álava. Lo que sí puede hacer la Diputación es apoyar a través de la fiscalidad y en ese sentido citó una medida única en todo el Estado, como es una desgravación por el alquiler de viviendas de menores de 30 años que puede llegar hasta el cien por cien hasta la cantidad de 2.346 euros.

El Pleno de control también tuvo como tema destacable el conflicto que vive la empresa Tubacex, donde según Kike Fernández de Pinedo, por EH Bildu se está dando una situación paralela como la que se vivió en Álava hace 45 años que va a ocasionar el despido de 150 trabajadores y el envío a un ERTE al resto de la plantilla.

El diputado general se negó a ese paralelismo, pero compartió la preocupación por la situación de esa y otras empresas alavesas e hizo un llamamiento para agotar todas las vías de diálogo y búsqueda de alternativas. Sobre la comarca comentó que se habían puesto en marcha dos medidas, una destinada a mejorar la formación adaptada a las posibilidades de empleo en la zona y por otra averiguar la disponibilidad de suelo para poder atraer nuevas empresas a esa parte del Territorio. Por su parte, Fernández de Pinedo reprocho que no se hubiera adoptado alguna medida para potenciar un Plan de Turismo o de promoción del comercio.

Entre otros de los temas que se debatieron en el Pleno de control hubo un reproche del PP, a través de su portavoz, Iñaki Oyarzábal, porque en el atril de la sala de prensa de la Diputación solo figura el nombre de Araba y no Álava-Araba. El diputado le mostró que en la sala hay un panel grande con los dos términos. Oyarzábal también sacó en otra intervención la preocupación por el aumento del paro, cierre de empresas y cese de actividad de autónomos afirmando que el paro había aumentado en 3.000 personas, que otros 4.000 alaveses están en ERTE y se habían perdido 5.000 cotizantes a la Seguridad Social. El diputado general señaló que las grandes actividades alavesas, como son las ferroviarias, los derivados del petróleo, la industria aeronáutica y la automoción están afectados por la crisis, pero la realidad es que desde agosto se habían creado 3.000 puestos.

Por su parte, el juntero del PP, Eloy López de Foronda, manifestó el descontento que tiene el sector hostelero por la crisis a la que se ha visto abocado, recordado que en el País Vasco hay 13.826 establecimientos de este tipo, de los que 2.012 son alaveses y mencionó también a las empresas de alojamiento que han visto reducir las pernoctaciones en un 60% y han perdido un 40% de facturación. Le contestó la diputada Cristina González señalando que entendía que las ayudas no fueran suficientes, pero se habían previsto, detallando los programas que se pusieron en marcha por la Diputación y ante el tono del debate dijo que podían haber sido menor la ayuda de haber prosperado unas enmiendas populares eliminando las ayudas a la hostelería y al turismo, para desviarlo al comercio.

Un dato

5.073

Es el número de viviendas vacías que existen en Araba, según Elkarrekin.

noticias de noticiasdealava