La pandemia provoca una rebaja del 18,4% en los delitos

El año pasado en la CAV se dieron un total de 77.145 infracciones penales frente a las 94.536 de 2019

24.02.2021 | 00:34
Control de la Ertzaintza a la salida de Gasteiz desde Gamarra. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – No todo lo ocurrido en 2020 fue negativo. Es cierto que el pasado año quedará en la memoria como el que provocó la mayor pandemia de los últimos cien años. El surgimiento de un coronavirus, se supone que en China, y su rápida propagación a nivel mundial cambió la vida de buena parte de la humanidad. Confinamientos, distancias sociales, cierre de comercios no esenciales, prohibición de desplazamientos fuera del municipio de residencia, uso generalizado de mascarillas, lavado frecuente de manos... Sin embargo, todos estos factores negativos que condicionan la vida diaria de millones de personas en los cinco continentes tuvieron también su lado bueno. Y es que los delitos perpetrados en Euskadi se redujeron un 18,4% en 2020 al quedar en 77.145 frente a los 94.536 que hubo en 2019, un descenso marcado por las restricciones provocadas por la pandemia de covid-19 que hizo bajar especialmente los robos y las agresiones sexuales, pero no los homicidios y el tráfico de drogas.

Así se desprende del Balance de criminalidad hecho público ayer por el Ministerio del Interior, en el que se precisa que a nivel estatal los delitos bajaron un 19,4% al pasar de 2.199.475 infracciones penales en 2019 a 1.773.366 el año pasado.

En Euskadi el mayor incremento se produjo en el tráfico de drogas, con un aumento del 34% al pasar de 421 delitos a 564 en 2020.

También aumentaron los asesinatos consumados de diez a trece, lo que representa un significativo aumento del 30%, y los homicidios en grado de tentativa, que pasaron de 27 a 29, un 7,4% de subida.

El resto de delitos comunes descendieron, especialmente los secuestros, que prácticamente se redujeron a la mitad al caer de siete a cuatro, y los hurtos, que descendieron un 40,8%. También fue notable la disminución de los robos con violencia e intimidación, que cayeron un 35,8%, y las agresiones sexuales con penetración que pasaron de 123 a 80, lo que representa una caída del 35%.

Las sustracciones de vehículos, los robos con fuerza en domicilios y los delitos de lesiones y riñas tumultuarias experimentaron un retroceso cercano a una cuarta parte con respecto a los ocurridos un año antes.

Por territorios históricos, donde más se redujo el número de delitos fue en Bizkaia, al pasar de 56.509 infracciones penales en 2019 a 44.669 el año pasado, es decir un 21% menos. Por contra los asesinatos doblaron su número, al pasar de cuatro a ocho.

En Araba el descenso se cifró en el 18,3% –de 13.011 a 10.632 delitos en 2020–, pero llama la atención el aumento de un 128,6% en el número de delitos de agresión sexual con penetración, de siete a 16.

Gipuzkoa fue el territorio en el que el descenso fue menor, un 12,7 %, al situarse las infracciones penales en 21.844 frente a las 25.016 de 2019. Es llamativo el gran ascenso del tráfico de drogas, que subió un 68,3 %.

Por capitales el descenso de delitos fue más importante en Bilbao, donde descendieron una cuarta parte, que en Gasteiz, que registró un 10,5% menos de infracciones, mientras que en Donostia solo bajaron un 1%.