Los expertos coinciden: "Seguimos en una situación muy grave"

Basaras y Orive muestran su preocupación por la situación de las UCI o los precedentes de la pandemia

12.02.2021 | 00:40
Dos personas descansan en un banco en Vitoria. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – Todos los registros que miden la evolución de la pandemia siguen mejorando con el paso de los días, pero los expertos no paran de recordar que la batalla contra el covid-19 todavía se presenta larga. Y que ahora, cuando comienza a verse la luz al final del túnel, tirar por la borda el trabajo realizado hasta ahora sería imperdonable. Comparten estas reflexiones también Miren Basaras y Gorka Orive, que han analizado en conversación con este periódico la situación de la pandemia, ambos preocupados por lo que la crisis sanitaria aún puede deparar. Y por lo que está generando estos días, por ejemplo, en las UCI, con un aumento sustancial de pacientes jóvenes en estado grave.

"Seguimos en una situación muy grave, con una infectividad muy alta y un índice también muy alto. Y esto conlleva que, evidentemente, en los próximos días pueden seguir creciendo las hospitalizaciones y que va a haber una presión sanitaria importante. Por un lado, está esto. Y por otro, que no sabemos muy bien cómo van a actuar las nuevas variantes en el entono. Se están detectando más y esto genera preocupación. No sabemos si van a seguir incrementándose, ni cómo van a incidir en la población", remarca Basaras.

Orive, mientras tanto, vaticina todavía "semanas muy preocupantes" como consecuencia de una resaca navideña que ha generado "un enorme repunte" de casos debido a distintos factores. Una mayor movilidad y cierta "relajación" en las reuniones en espacios cerrados han generado estas pasadas semanas la tormenta perfecta. "Y la gente tiene una fatiga emocional tan importante, que era esperable", lamenta.

Basaras pone el foco precisamente en el cambio de perfil que está experimentando durante esta fase de la pandemia el paciente crítico, esa llegada a las UCI de pacientes "mucho más jóvenes". ¿A qué se puede deber? "La gente mayor quizá tiene las ideas más claras, un respeto profundo al virus, frente a otras más jóvenes que han podido perderle el miedo. Otro factor que puede influir es que las personas mayores ya están más protegidas gracias a la vacunación", reflexiona la especialista.