Tráfico

La nueva 'Cuesta' y sus voraces escaleras

Dos coches se han 'comido' en menos de un mes los peldaños de la reformada zona, donde el Ayuntamiento acaba de instalar unos bolardos

26.01.2021 | 12:28
Imagen del primer vehículo que se comió las escaleras el 31 de diciembre.

El entorno de Los Arquillos, la Cuesta de San Francisco y la antigua sede del Banco de España luce desde hace un mes su renovado aspecto y ya han sido dos los vehículos que han padecido en su propia carrocería la voracidad de las nuevas escaleras y terrazas que caracterizan ahora esa zona de Gasteiz.

Como si de un cliente ávido de degustar la última consumición del año 2020 y antes del atracón de las uvas, la tarde del 31 de diciembre un BMW inauguró un nuevo capítulo de despistes al volante, que lleva camino de asentarse, a la espera de que el Departamento de Movilidad aplique las correciones necesarias.


Antiguo trazado

La interiorizada ruta de atravesar Portal del Rey y bajar la 'Cuesta' paralela a Los Arquillos, para negociar la chicane de izquierdas que desembocaba en le inicio de la calle Olaguíbel sigue presente en la memoria de muchos conductores. Solo de esta manera puede entenderse ese percance del 31 de diciembre y el registrado a primera hora de la mañana de ayer.

El privilegiado conductor que estrenó una nueva modalidad de terraza a cuatro ruedas no se percató de la variante diseñada en esa zona. En lugar de virar hacia la izquierda, al llegar a la altura de la farmacia Puente, siguió recto como si nada hubiera cambiado en el trazado y para cuando se quiso dar cuenta su asustado conductor, el BMW ya se había 'comido' literalmente las cuatro primeras escaleras y estaba perfectamente asentado en la primera de las nuevas terrazas.

También espectacular resultó el susto de ayer, al cometer el mismo error el conductor del KIA azul marino y que dejó el vehículo en equilibrio sobre esas cuatro escaleras con el eje delantero en la parte baja de esos malditos cuatro peldaños.

La espectacularidad de la imagen de ayer aún se comenta en la mañana de hoy en aquel punto de la colina de la vieja Gasteiz. DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA ha estado en el lugar para constatar el juego que sigue dando el insólito suceso. Dos operarios de una hombre cercana, saboreaban el café servido en un bar cercano, divisando desde El Farolón la primera de las terrazas y comentado la "falta de una correcta señalización indicaciones" en la calzada, así como el hecho de no contar con "algún obstáculo" que pudiera haber disuadido las intenciones de los conductores.


Comentarios entre los peatones

Más allá del hecho de cómo quedó el coche de inclinado sobre los escalones, la conversación de los operarios ha girado también sobre cómo fue el rescate. "Tendría que venir una grúa para levantar el eje delantero, quilibrar el coche y remolcarlo", explicaban con pericia antes de volver al tajo.

Entre los peatones que, en la fría mañana de hoy, se dirigían hacia las nuevas escaleras mecánicas y el ascensor panorámico que libra el desnivel, las opiniones eran variadas. Desde quienes apuntan a una escasa señalización, a los que consideran que se aprecia con suficiencia por donde discurre la calzada y su trazado.


Mejorar la señalización

Para evitar que vuelvan a repetirse situaciones similares, el área de Movilidad y Espacio Público ha colocado esta misma mañana unos elementos como unos bolardos que hagan de barrera e impidan que los vehículos puedan continuar hacia lo que era la antigua calzada y ahora se encuentran las escaleras dispuestas a engullir todo lo que pase por sus inmediaciones.

Los nuevos bolardos de la 'Cuesta'