Asparrena alquila dos viviendas protegidas

Dirigidas a personas con movilidad reducida, tienen de plazo para inscribirse hasta el 9 de febrero

26.01.2021 | 00:28

Araia – El Ayuntamiento de Asparrena, dirigido por Txelo Auzmendi, ha abierto el plazo para el arrendamiento de dos viviendas protegidas en el número 5 de la calle Santsaerreka de Araia, y cerrará el 9 de febrero. Los requisitos principales para acceder a cada una de ellas son cumplir con las bases para acceder a viviendas de VPO, no disponer de piso o que este no reúna las condiciones de accesibilidad y ser una persona de movilidad reducida.

Las viviendas que serán objeto de contrato de arrendamiento son la ubicada en la planta baja derecha de la calle Santsaerreka 5 con una superficie total construida de 64,36 m2 y la ubicada en la planta baja izquierda con una superficie total de 61,776 metros.

Las viviendas cuentan con cocina completa, entendiéndose como tal armarios altos y bajos, encimera, frigorífico, lavadora, vitrocerámica, fregadero y campana extractora. "Los importes de las rentas que se establecen en estas bases tendrán el carácter de ciertas y definitivas por lo que no cabrá reclamación alguna ni modificación de la renta establecida en razón de posibles diferencias de superficies o posibles variaciones de volumen edificable que se pudieran alegar por lo que no podrán ser causa de impugnación o resolución del contrato, ni podrán dar lugar a reclamación económica", explican desde el Ayuntamiento.

El contrato de arrendamiento que se suscriba lo será en régimen de arrendamiento protegido. "En ningún caso las rentas serán superiores a las máximas establecidas por la normativa en materia de viviendas de protección oficial de régimen general", explican desde Araia.

La vivienda se arrendará a personas que cumplan los requisitos establecidos para ser adjudicatarios de vivienda protegida en régimen de alquiler como ser una persona con movilidad reducida, cumplir los requisitos para acceder a viviendas protegidas y no disponer de una vivienda o que la vivienda no reúna condiciones de accesibilidad. La duración del contrato de arrendamiento será indeterminada y la renta se establecerá en función de los ingresos de la persona adjudicataria.