Un belén en las alturas

Escolapias-Paula Montal Ikastetxea coloca un nacimiento en las ruinas del castillo Eskibelbuzón con postales hechas por los alumnos de primaria del centro

06.01.2021 | 00:14
El buzón, junto a varias figuras del belén.

Vitoria – El colegio de Escolapias-Paula Montal, fiel a la tradición, ha instalado este año un belén de cumbre en las ruinas del palacio Eskibel. En esta ocasión, además, a este nacimiento le han sumado un buzón con postales creadas por los alumnos de primaria y que pueden recogerse, ya que dentro albergan buenos propósitos para este año que arranca.

Esta tradición se remonta, en el caso de este colegio, al curso 2014-2015. Ana Isabel Cordero, miembro del equipo directivo, relata a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA que mucho antes de ese curso ya trabajaban con los padres en una actividad que se llama Salidas a la naturaleza, que se realiza un domingo al mes.

Llevaban ya varios años haciéndolo, y en ese curso –como Ana Isabel es encargada de la pastoral– decidieron escoger un lugar no muy lejano y que la actividad correspondiente al mes de diciembre consistiera en la colocación de ese belén de cumbre. Desde entonces, todos los años escogen un lugar no demasiado dificultoso para acceder y participan también las familias.

En el curso 2017-2018, las inclemencias climáticas les hicieron imposible convocar a las familias y colocar el belén, pero este año ni siquiera el covid ha impedido decorar las ruinas del castillo Eskibel con este nacimiento. Además, y dado que "la situación está tan delicada, decidimos invitar a los alumnos de primaria a que crearan una postal de Navidad con buenos deseos y colocar un buzón". Para ello, buscaron un cilindro más o menos resistente, y todos los niños de primaria rellenaron sus postales. Ahora, cada visitante puede llevarse una.

25 figuras El belén que en estos momentos sigue adornando Eskibel y que –dado que no han podido hacer una convocatoria como cada año– ha sido colocado por el personal del centro, consta de 25 piezas. "La mayoría son animales, porque a los niños que participan les invitamos a que añadan una figura más y los animalitos son lo que más gusta a los y las participantes". En todo este tiempo –confiesa, asimismo la encargada de la pastoral– no les han quitado nunca ninguna figura. "La gente lo respeta mucho". A veces se han encontrado con alguna dañada, pero "yo entiendo que no ha sido premeditadamente, porque se nota que igual se ha caído".

Este es un belén que ha llamado la atención incluso del presidente de la asociación de belenistas de Euskadi, ahora presidente también a nivel de España que, dado que colocaron un cartel para que todo el mundo supiera quién lo había instalado allí, contactó con el centro y les felicitó por la iniciativa. También se puso al servicio de lo que necesitara el colegio, porque ofrecen charlas sobre belenes y cómo organizarlos.

Desde Paula Montal invitaron, vía online, a todas las familias a participar visitando el belén. Prepararon un vídeo y les convidaron a ir, pero por su cuenta, porque "convocatoria no veíamos viable hacer este año", añade Cordero.

"Las familias que se han acercado nos cuentan además que estas ruinas son un lugar frecuentado, y que la gente que pasaba mientras ellos hacían la visita hacía fotos. Por eso, estamos contemplando dejar esta ubicación como fija", anuncia. Y es que el lugar es propicio, porque reconoce que es conocido y que no es demasiado difícil acceder a él.

En esta ocasión, lo colocaron la primera semana de diciembre, y la idea es dejarlo toda esta semana y probablemente lo quitarán el próximo fin de semana, porque además les ha coincidido que, con la nieve, "el acceso en este momento a los restos de Eskibel imagino que estará complicado", confiesa Cordero. Aunque tiene constancia de que ha habido muchas familias que se han acercado, y se han hecho fotos con las postales y con el propio belén.

Dos elementos

Belén. La idea de instalar un belén de cumbre nace en el seno de Escolapias-Paula Montal Ikastetxea en el curso 2014-2015, cuando decidieron utilizar la salida a la naturaleza del mes de diciembre para colocar un belén, este año en las ruinas de Eskibel.

Buzón. Para hacer frente a la situación vivida este año por grandes y pequeños con la crisis del covid, desde el centro decidieron añadir además un buzón con postales de buenos deseos creadas por los alumnos de primaria. Cada visitante que se acerque al lugar puede coger una de ellas.

La Cifra

25

El belén que en estos momentos sigue adornando Eskibel y que –dado que no han podido hacer una convocatoria como cada año– ha sido colocado por el personal del centro, consta de un total de 25 piezas. La mayoría de ellas son animales.