Judith Sáenz de Tejada narra en un cuento cómo superar las dificultades

La presidenta de Amigos de Laguardia se basa en sus experiencias personales y familiares

03.01.2021 | 23:36
Judith firmando ejemplares. Foto: P.J.P.

Laguardia – Judith Sáenz de Tejada, presidenta de la Asociación de Amigos de Laguardia, presentó el viernes en el cine de la villa amurallada un libro que ha llevado gestando durante más de una década y que puede llegar a convertirse en un libro de autoayuda para superar momentos difíciles, tal como lo han visto colectivos y entidades de ayuda que han tenido ocasión de conocerlo.

Acompañada por la diputada foral de Cultura y Deporte, Ana del Val, la nieta del prestigioso pintor, cartelista, figurinista, decorador e ilustrador, Carlos Sáenz de Tejada y Lezama, presentó La historia secreta de mi familia, un cuento o fábula en la que da a conocer los importantes problemas de salud que tuvieron su abuelo, su padre y ella misma y los elementos de los que se valieron para tratar de sobrellevar los problemas y de esta forma superarlos.

Judith Sáenz de Tejada cuenta que el libro "se basa en un cuento que escribí con mi padre, un enfermo crónico, que explica cómo sobrellevar una larga enfermedad, una enfermedad crónica, o cualquier momento de dolor. Todos los muebles y muñecos existen, incluso los de mi abuelo". Y explica que "siempre me llamaba la atención, desde pequeña, cómo en una casa medieval, con muebles muy antiguos, se mezclaban muñecos de cuerda, así como los rellenos de arena o semillas", que hay en la casa familiar de Laguardia, de donde es originaria toda la familia. Y la aclaración se la dio su padre cuando le contó que "cada muñeco aporta lo necesario para la persona que está enferma. Unos transmiten calma, y otros energía".

Todos esos muñecos tienen nombre y cada uno de ellos tiene su propia función mientras la persona está enferma, quedando inmóviles cuando no se les necesita. "Así lo he seguido a lo largo de mi vida, y más aún cuando comencé con una enfermedad crónica la cual no me permite continuar con toda la energía del pasado".

En la historia utiliza un personaje que es un oso, y en realidad el hijo de Judith, que va a pasar el verano a casa de sus abuelos. Comienza a sentirse mal y tiene que estar incomunicado por una enfermedad de niños. "Al principio está feliz con la televisión y los videojuegos, pero se acaba aburriendo. Entonces su abuelo le cuenta la historia de cómo él había superado una enfermedad acompañado de unos juguetes que cobraban vida cada día€ porque solo los puede ver la persona que está enferma, y así se lo hace saber. El nieto piensa que el abuelo le está contando una de sus batallitas", pero al final termina viendo que su abuelo tiene razón y que la conclusión es que "en el momento que no estés enfermo, tendrás que regalar un muñeco a una persona que lo necesite. Y debes cuidar a tus juguetes mientras no te hagan falta".

El libro cuenta con un total de 19 ilustraciones que han sido realizadas sobre papel con acrílicos, acuarela y lápiz. Un grupo industrial, Ibaizabal, tuvo conocimiento de este trabajo, y han sido ellos los que han patrocinado su edición, de la misma forma que el médico y escritor de libros de autoayuda, traducidos a 17 idiomas, Mario Alonso Puig ha sido el autor de la introducción.

Escrito desde el dolor propio y del vivido por su propia familia, recuerda que la experiencia personal que traslada en estas líneas llamó la atención de varias instituciones y entidades. Fruto de ello es que el libro está avalado y recomendado por la Fundación Fita que se ocupa, con psiquiatras y psicólogos, de la ayuda a los menores por todo el país, además del equipo de profesionales de ayuda a la salud mental de menores por parte de BFINE-BMIND ubicada en Madrid.