telegramas

El comercio de Rioja Alavesa enciende la luz roja de alarma

Los establecimientos de la comarca pierden un 59% de facturación desde el inicio de la pandemia sanitariaDenuncian retrasos en el cobrode las ayudas comprometidas

30.12.2020 | 23:55
Protesta de los dueños de negocios en Laguardia. Foto: P.J.P.

laguardia – La víspera de finalizar este año 2020, un informe de la asociación para la dinamización de empresas de Laguardia (DELA), en colaboración con la Ruta del Vino de Rioja Alavesa y la asociación de bodegas de Rioja Alavesa (ABRA), destaca que la mayoría de los negocios aún no ha cobrado las ayudas públicas articuladas para los sectores del comercio, hostelería y turismo.

Según el informe, los establecimientos de Rioja Alavesa han sufrido las restricciones de la crisis del coronavirus y, de hecho, los negocios han perdido ya de media el 59% de su facturación desde el inicio de la pandemia, un 14% más que la media en Álava: 53% en el comercio y la hostelería y el 72% en las empresas turísticas.

Según la encuesta de la asociación para la dinamización de empresas de Laguardia (DELA) entre 50 establecimientos, esta situación ha llevado a la mitad los negocios a pedir financiación, con una cantidad media solicitada de 100.000 euros. Aunque la delicada situación económica por la que atraviesan (agónica en algunos casos) hará que otro 44% de estos locales necesite volver a acudir a la vía de los créditos en los próximos meses.

negocios en erte Asimismo, recurrir a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) ha sido una alternativa que han empleado dos de cada tres negocios. En cuanto a los alquileres, que suponen un gran desembolso, el 65% de los establecimientos comerciales y turísticos ha llegado a acuerdos con quienes tienen la propiedad de los locales para rebajar el precio del arrendamiento o incluso condonar el pago durante los meses en los que estuvieron cerrados.

El informe de DELA también refleja que cuatro de cada diez negocios han buscado alternativas a esta crisis como la entrega a domicilio o la recogida en el local previo pedido, algo que, reconocen que ha tenido una buena acogida y supone una pequeña fuente de ingresos.

Siete de cada diez empresas han pedido ayudas a las diferentes administraciones y, aunque en el 19% de los casos se han resuelto favorablemente, todavía más del 72% de los expedientes están pendientes de resolución, aunque sean subvenciones de la primera ola.

Por ello, los negocios de Rioja Alavesa reclaman con urgencia rapidez en la tramitación y el cobro de las ayudas directas, que consideran insuficientes, pero supondrían un balón de oxígeno ante el estado de escasa resistencia en el que se encuentran actualmente estos sectores.

Además, para recuperar su rentabilidad solicitan la libertad de movimiento entre comunidades, financiación, liquidez y mayores carencias en los ICO e hipotecas a un interés cero, la promoción del turismo, que su personal cobre el 100% de sus ERTE, la paralización de gastos fijos y la retirada de impuestos. "Si no podemos abrir, que no se nos cobre" reclaman.

Manifestación semanal Bajo el lema SOS Rioja Alavesa, la asociación para la dinamización de empresas de Laguardia convoca semanalmente concentraciones de cinco minutos en las que han participado más de 300 personas contra las medidas adoptadas hasta que las administraciones les dote de soluciones que satisfagan el malestar de los sectores afectados.

Reclama que las restricciones les están ahogando y les están llevando al coma. Las limitaciones han perjudicado a estos negocios rurales, que siguen asumiendo sus obligaciones (cuotas a la Seguridad Social, hipotecas, alquileres, luz, agua, gas, teléfono, asesorías, seguros, mantenimientos€), pese a que no hayan facturado lo habitual debido a la falta de actividad económica. No quieren que nadie se quede atrás en la salida de la crisis del coronavirus. Estos colectivos aglutinan a 275 negocios.

Un dato

59%

De facturación han perdido los negocios de Rioja Alavesa desde el inicio de la pandemia, un 14% más que la media en Álava: el 53% el comercio y la hostelería y el 72% las empresas turísticas. La mitad de los negocios ha solicitado financiación para poder seguir adelante, a una media de 100.000 euros.