La nueva OPE del IFBS tendrá 60 plazas de cuatro categorías

Los primeros exámenes se realizarán a finales de 2021 e incluirán las convocatorias pendientes

28.12.2020 | 22:32
Patxi Antón y Emilio Sola, en la presentación de ayer. Foto: Jorge Muñoz

Vitoria – El proceso de renovación y estabilización del empleo en el Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS) se reanudará este próximo 2021 tras el parón obligado por la pandemia. El organismo autónomo pondrá en marcha la Oferta Pública de Empleo (OPE) correspondiente a este 2020, dotada de 60 nuevas plazas, y retomará conjuntamente el desarrollo de las convocatorias pendientes de los ejercicios 2018 y 2019, que suman 129 más. Los exámenes se agruparán por categorías profesiones, tal y como ya adelantó este domingo en una entrevista a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA el diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola.

Si la evolución del covid-19 lo permite, las primeras pruebas se desarrollarán en noviembre de 2021 y corresponderán a las categorías de psicólogo, trabajador social y monitor, dotadas con 21, 42 y 38 plazas, respectivamente. Serán un total de 101, correspondientes tanto a las dos OPE aplazadas como a la de 2020.

A esta Oferta Pública de Empleo de 2020 se sumará además una plaza más de discapacidad intelectual para la categoría de auxiliar de enfermería, cuya fase de oposición se realizará en una convocatoria específica.

La Diputación, mientras tanto, prevé que en 2022 llegue el turno de las convocatorias de médico rehabilitador –tres plazas, con una nueva convocada en la OPE de 2020–, terapeuta ocupacional –tres, todas de la OPE de 2019– y oficial de mantenimiento, con cinco plazas de la oferta pública de 2019. Son, en total, once plazas que podrán verse incrementadas con las de la OPE que el IFBS prevé lanzar también en 2021.

2023 será, mientras tanto, el año de las personas aspirantes a plaza de auxiliar de enfermería, ya que se agruparán los exámenes pendientes de la OPE de 2019 –27 plazas– y el de 2020, que constará de 50 más. Éstas serían susceptibles de ser incrementadas con las eventuales convocatorias de 2021 y 2022.

Según defendió ayer el propio Emilio Sola durante la presentación de la nueva OPE y la calendarización de las convocatorias pendientes, todas las plazas se asignarán a profesionales que se dedican a la atención directa de las personas usuarias de los diversos servicios sociales de competencia foral.

Del total de 61 nuevas plazas correspondientes a la OPE de 2020, incluida la de discapacidad intelectual, 55 serán por acceso libre y las restantes seis, por el sistema de promoción interna. Además, un total de 20 tendrán perfil lingüístico perceptivo de euskera.

Sola, que estuvo acompañado por el director gerente del IFBS, Patxi Antón, informó asimismo de que el plazo de inscripción se abrirá el próximo junio y que las pruebas "previsiblemente" se celebrarán en noviembre de 2021 siempre que la situación sanitaria lo permita.

"Estamos convencidos de que es necesario seguir convocando estos procesos de empleo público para no aumentar más la tasa de interinidad, que ahora mismo ronda el 40%", explicó el diputado foral. Se trata de la quinta OPE en el IFBS que la Diputación aprueba en los últimos cinco años. El último Consejo de Gobierno Foral del año, que se celebrará esta mañana, dará el visto bueno definitivo a la convocatoria.