La falta de convenio afecta a 900 trabajadores de bodegas

Representantes de los sindicatos comparecen en Juntas Generales

19.12.2020 | 01:10
Concentración frente a las Juntas Generales. Foto: Josu Chavarri

Vitoria – Representantes del sindicato LAB comparecieron ayer en comisión en las Juntas Generales de Álava para denunciar la situación que padecen cientos de trabajadores desde 2018 a causa de la falta de acuerdo en la negociación del convenio colectivo del sector de bodegas. Esta comparecencia había sido solicitada por EH Bildu y Elkarrekin, y a la misma acudieron Mertxe del Valle, responsable de LAB en Rioja Alavesa y miembro de la mesa negociadora en representación de los sindicatos LAB, UGT, ELA y CCOO, y Jesús Ángel Muñoz Elejalde, presidente del comité de empresa de Bodegas El Coto y y miembro de dicha mesa negociadora, en representación de los trabajadores y trabajadoras del sector.

Muñoz denunció que muchas veces se refleja "una imagen idealizada de Rioja Alavesa, que no tiene nada que ver con la realidad que viven los trabajadores", y criticó que en el "triángulo que conforman bodega, viticultores y trabajadores de bodega, nosotros siempre somos los más perjudicados".

Fue Mertxe del Valle quien comentó el estado de negociación del convenio sobre el que se viene trabajando desde 2018. Según detalló, durante quince meses se celebró una docena de reuniones "pero llegó marzo con el covid y se paró todo".

Según dijo, el argumento de la patronal es que existía una "gran incertidumbre" que frenaba el llegar a un acuerdo, y con esa incertidumbre y con las consecuencias que trajo la pandemia, en noviembre se volvieron a reunir las partes y SEA planteó un convenio colectivo de un año, con una actualización de las categorías , un incremento de salarios del 4 % sobre la tabla de 2018 a percibir el 1 de enero próximo y unos acuerdos sobre atrasos que apenas llegaban a unas pagas no consolidables del 2 y el 1%.

La propuesta, de momento, no se aceptó por parte de los sindicatos y para el próximo lunes está convocada una nueva reunión negociadora para tratar de encontrar una salida a la situación que viven los 900 trabajadores de bodegas de Rioja Alavesa.

Entre las intervenciones de los junteros, Eva López de Arróyabe insistió en los beneficios "millonarios" que obtienen los bodegueros y las subvenciones "millonarias" que reciben de las administraciones y que estas deberían estar condicionadas no solo al cumplimiento de los fines de las subvenciones sino también al bienestar social de los trabajadores.

Mientras esto sucedía en el interior de las Juntas, en el exterior un grupo de trabajadores se manifestaba con una pancarta con la leyenda de Vinícolas en lucha. Tanto en la calle, como en el transcurso de la comparecencia se repartió una nota en la que se informaba de la última propuesta de la patronal y se anunciaba que la propuesta sindical era una subida del 7% para el año 2021 sobre tablas salariales de 2018, renunciando a los atrasos no consolidables.

Problemas con los purines Previamente a esta comparecencia acudió a la Cámara el presidente de UAGA, Javier Torre, para informar de los problemas que está causando a los agricultores y ganaderos la nueva normativa de tratamiento de purines. Torre explicó que las explotaciones ganaderas del País Vasco son pequeñas, y la nueva normativa establece una serie de exigencias, en cuanto a inversiones y cambio de manejo de los purines que son difícilmente asumibles en el territorio.

Explicó que tradicionalmente se amontonaban purines y estiércoles en una parcela hasta que estaban listos para su uso como abono y ahora la legislación obliga a llevar a un lugar sin filtraciones, construido con hormigón, esos restos de los animales. Además, la forma de repartir en tierra ese abono también se ha modificado. Todo eso significa un coste inasumible para las pequeñas explotaciones, además de problemas de aplicación.

Trujal

La Equidad y Bizkarra se unen

Moreda de Álava. La cooperativa alavesa de productores de aceite La Equidad y Bizkarra han tomado la decisión de unir sus especialidades en un nuevo sabor: Las trufas de aceite La Equidad. Estas trufas nacen con el espíritu innovador de esta colaboración de productores y marcas vascas de larga trayectoria. Los Bizkarra en panadería y pastelería desde 1957 y el trujal de Moreda, produciendo aceite desde 1947. La Diputación anuncia que, en la búsqueda de nuevas fórmulas de poner en valor los sabores de siempre, se han encontrado dos mundos que forman parte importante de la gastronomía vasca. La iniciativa de colaboración surge del afán de ambas partes por la innovación.