Puente de la Inmaculada

El obispo de Vitoria organiza un retiro espiritual "con todas las medidas sanitarias"

Con "plazas limitadas a 30 personas", la Diócesis invita a jóvenes y adultos a preparar la Navidad en unos "ejercicios espirituales" durante el puente de la Inmaculada

18.11.2020 | 16:39
El obispo de Vitoria

El obispo de Vitoria prepara ya la llegada de las navidades y, "con todas las medidas sanitarias" impartirá unos ejercicios espirituales en el puente de la Inmaculada para"redescubrir, sin distracciones, proyectos de vida y el verdadero sentido de la Navidad". Unos días en los que invita a jóvenes y adultos a preparar la Navidad con "oración y escucha interior"

"Con vistas a preparar adecuadamente la Navidad y tras años de llamadas a una celebración auténtica alejada del consumismo, de las grandes comilonas y del gasto desenfrenado", este año el equipo diocesano encargado de organizar estas convocatorias ha pedido al obispo que dirija los ejercicios espirituales de Adviento, el tiempo litúrgico de 20 días que precede a la fiesta del nacimiento de Cristo, al entender que se enmarcan "en un momento único para fortalecer el discernimiento personal". 

Elizalde será el director espiritual de estos ejercicios para todos los públicos y guiará "en oración y escucha interior" a las personas que se apunten a estos cuatro días de retiro, que arrancarán la tarde del viernes 4 de diciembre y finalizarán tras la comida del día 8, fiesta de la Inmaculada.

Estos ejercicios "contarán con todas las medidas de seguridad sanitarias y por ello, las plazas serán limitadas a 30 personas", aseguran desde la Diócesis. "El obispo de Vitoria quiere que aprovechemos la actual situación que ha generado la pandemia y hagamos 'parada y fonda' como punto de partida para redescubrir, sin distracciones, proyectos de vida y el verdadero sentido de la Navidad", apuntan desde la Diócesis en un comunicado.

Juan Carlos Elizalde subraya que "discernir sobre el futuro y plantear proyectos de vida en medio de esta pandemia nos ayudará a estar mejor con nosotros mismos y a ser una bendición para quienes nos rodean, tanto fisicamente como en la distancia".

Los ejercicios espirituales comenzarán el puente de la Inmaculada a las 8.00 con el rezo laudes, se desayunará a las 8.30, con la primera meditación a las 9.00, misa a las 11.00 seguida de la segunda meditación para comer a las 14.00; después, tiempo para el descanso, la oración y discernimiento personal, con el sacramento de la reconciliación, paseos en la naturaleza, etc, y cena a las 21.00 seguido del rezo de la noche a las 22.00, finalizando así cada jornada. Estos ejercicios espirituales para preparar la Navidad pretenden ser de una utilidad extraordinaria por las diversas situaciones que la pandemia está generando y desde la Diócesis invitan a participar reservando plaza en la web www.diocesisvitoria.org o bien llamando al 606 61 66 84.