Evolución de la pandemia

Las residencias de mayores suman 48 casos activos de covid-19

Los recursos de Laudio y Agurain flexibilizan su protocolo de salidas tras salir de la zona roja

17.11.2020 | 13:01
Un operario desinfecta la entrada de la residencia foral Zadorra.

El impacto del covid-19 sobre la red alavesa de residencias de mayores ha aumentado en los últimos días, como también lo ha hecho sobre el conjunto de la sociedad. Así lo ha reconocido este martes el diputado general, Ramiro González, que ha admitido que la situación epidemiológica sigue siendo "seria" en la provincia, pese a registrar todavía mejores cifras que la mayoría de territorios que la rodean.

En concreto, los geriátricos alaveses acumulan a día de hoy 48 casos activos de coronavirus, de los que la mayoría, 21, se localizan en la residencia foral Zadorra. El resto se distribuye entre los centros Ajuria (nueve), Pablo Neruda (ocho) y Sallurtegi de Agurain (uno). Además, hay cuatro y cinco positivos activos más de covid-19, respectivamente, en las viviendas comunitarias Mikelats y San Francisco Javier. También registran dos casos activos más la vivienda con apoyo foral Zaldiaran, que atiende a personas con discapacidad intelectual.

González ha informado asimismo de que un total de 163 mayores que viven en residencias alavesas, tanto públicas como privadas, se han recuperado de la enfermedad durante esta ola de pandemia, que ha dejado por el momento 26 fallecimientos en la red. En lo que va de semana, por fortuna, no se ha registrado todavía ninguno.

Mientras tanto, 55 trabajadores de estos rescursos se encuentran de baja en la actualidad por haber sido positivos en los test de detección del covid-19 o por estar en cuarentena tras ser contactos estrechos.

A la vista de la situación, el diputado general ha trasladado en varias ocasiones un mensaje de "prudencia" y ha instado a "seguir trabajando como se ha hecho hasta ahora", con medidas que van desde la realización de pruebas de detección a residentes y trabajadores "de forma intensiva" hasta el mantenimiento de "protocolos estrictos" o la realización de "inspecciones continuas" en las residencias privadas, "como se está haciendo desde el principio de la pandemia".

Acciones que, según González, han dado resultado en esta segunda ola, pero en las que "hay que seguir trabajando".

El diputado general ha recordado que las medidas restrictivas adicionales que puedan tomarse en las residencias serán siempre "derivadas de la propia situación sanitaria" de cada municipio. Los protocolos, ha recordado, se adaptan a la situación en que se encuentra cada uno de ellos, a su particular semáforo epidemiológico, que si cambia de color afecta también a los protocolos de visitas de estos recursos.

Por ello, las residencias ubicadas en los municipios de Laudio y Agurain, que este lunes pasaron del rojo al naranja, han flexibilizado en las últimas horas sus protocolos de visitas y de salidas, ha apuntado González. En concreto, en estos centros se permitirán las salidas de los residentes, aunque con restricciones, mientras los municipios donde se enclavan no regresen a la zona roja.