Bares y restaurantes de Rioja Alavesa se echan a la calle

70 negocios de Laguardia se manifestarán a partir de las doce del mediodía desde la Plaza Nueva y recorrerán todo el pueblo

13.11.2020 | 01:23
Hosteleras de Gasteiz. Foto: A. L.

laguardia – Los establecimientos comerciales, hosteleros y turísticos de Rioja Alavesa afectados por las restricciones de la COVID-19 reclamarán hoy, a las doce del mediodía, desde la Plaza Nueva de Laguardia, ayudas que les permitan sobrevivir.

Responsables de más de 70 negocios locales han confirmado su participación en esta concentración, que movilizará a cientos de personas convocadas por la Asociación para la Dinamización de Empresas de Laguardia (DELA) para mostrar su apoyo a los sectores del comercio, la hostelería y el turismo y reclamar ayudas a las instituciones que les permitan sobrellevar las limitaciones decretadas por Gobierno Vasco. Se espera, así, que esta movilización sea especialmente concurrida en la cabecera comarcal dentro de la primera semana de clausura de la hostelería y con la limitación de movilidad entre municipios que lleva ya dos semanas y medio de recorrido. Muchos establecimientos de Rioja Alavesa llevan varias semanas con sus puertas cerradas, incluso antes de decretar el cierre de la hostelería, porque abrir no sale rentable.

La movilización arrancará a las 12.00 h. del mediodía desde la Plaza Nueva y recorrerá todo el pueblo. Desde la asociación organizadora se pide a quien asista firmeza en las reivindicaciones y responsabilidad para evitar cualquier incidente.

Entre consignas de Arabako Errioxa aurrera! se espera que la marcha transcurra con normalidad. A la finalización de la protesta se incluirán en un panel las principales cifras sobre cómo está afectando esta situación y visibilizar que el 50% de la población ocupada en Rioja Alavesa se dedica al sector servicios.

La asociación DELA es consciente de la gravedad de la situación sanitaria y de la necesidad de tomar medidas, pero no comprende la dureza de las restricciones. Las medidas adoptadas por el Ejecutivo deben ir acompañadas del anuncio de las medidas de ayuda a estos sectores, ya que, "nos obligan a cerrar sin anestesia". Por todo ello, estos establecimientos solicitarán a través de una carta a Gobierno Vasco, entre otras cuestiones, ayudas en los alquileres y moratorias para las hipotecas, carencias para devolver las líneas de crédito y ayudas a la financiación, así como una rebaja en la presión fiscal, entre las que ayudaría al sector una bajada del IVA al 4%. "A ingresos cero, cero gastos. Es lo justo", señalan.

Estos establecimientos se sienten también "desamparados y con una situación no tenida en cuenta" en las decisiones que la administración determina, ya que, los negocios de esta comarca sienten el abandono de Gobierno Vasco.