Un incendio en una fábrica de pinturas de Oion siembra el caos en la localidad

Un trabajador de la firma Kupsa resulta herido grave y es trasladado al hospital de Cruces

12.11.2020 | 00:52
Un momento de la extinción del incendio de ayer. Foto: P.J.P.
Un incendio en una fábrica de pinturas de Oion siembra el caos en la localidad

oion – Un importante incendio en los almacenes de la empresa Kupsa, en Oion, causó ayer un herido de gravedad y obligó a movilizar a dotaciones de bomberos alaveses de las UCEIS de Laguardia, Nanclares, Espejo y Campezo, así como a los de Logroño para poder controlarlo.

Asimismo, se desplazaron hasta la zona recursos del Servicio de Extinción de Incendios, Salvamento y Protección Civil de La Rioja, todos ellos coordinados por un técnico de Atención de Emergencias. Del mismo modo, operaron a pie de calle personal técnico y operativo de los departamentos vascos de Seguridad, Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente; así como de Salud y Osakidetza.

Gracias a esta coordinación, y ante la sospecha inicial de que pudiera haber toxicidad en el aire, el departamento de Salud del Gobierno vasco recomendó a los vecinos y vecinas de la localidad alavesa que se confinaran en sus domicilios. La propia empresa aclaró, posteriormente, que en ningún momento se liberaron sustancias nocivas que hayan afectado ni a Oion ni a las poblaciones cercanas. También el alcalde de la localidad, Jose Eduardo Terroba, que afirmó que "en ningún momento ha habido peligro tóxico. Sólo ha sido una recomendación preventiva".

El fuego comenzó poco antes de la una de la tarde. Según testigos presenciales, a esa hora tuvieron lugar una serie de explosiones, hasta tres, en un depósito de uno de los almacenes de esta firma dedicada a la fabricación de productos químicos para la madera. En concreto, las llamas se iniciaron en una de las ocho fracciones que posee conforman la firma Kupsa en el polígono industrial El Puntido.

Aunque las llamas no eran demasiado intensas, ya que los sistemas de seguridad funcionaron bien para evitar la propagación del incendio, el oscuro humo originado en la combustión de productos químicos llevó a Osakidetza a solicitar rápidamente al Ayuntamiento de Oion que se difundiera por todos los medios posibles (megafonía y redes sociales) el mensaje de que los vecinos se quedaran en sus casas con las ventanas cerradas. Una petición que se hacía extensiva hasta que se lograse controlar la enorme columna de humo y que se prolongó por espacio de casi una hora y media. Así, no fue hasta las tres y media de la tarde cuando se dio por sofocado la combustión.

Herido grave Sin embargo, la noticia trágica del suceso fue que el accidente provocó un herido grave, vecino de la capital riojana de 60 años. En principio, el operario iba a ser trasladado al hospital San Pedro de Logroño, si bien, finalmente, debido a las gravedad de las quemaduras que presentaba, se derivó en helicóptero al centro sanitario de Cruces, en Bizkaia.

La dirección de la empresa trasladó ayer por la tarde su pesar por este accidente y lamentó, igualmente, la alarma desatada. Asimismo, agradeció la respuesta de los servicios de emergencias –sobre todo a los bomberos, pero sin olvidar al 112, ambulancias, Ertzaintza– porque con "una actuación rápida y un esfuerzo decidido" hicieron posible la atención al trabajador herido y la contención del incendio sin que se extendiera a los recintos anexos, controlando el siniestro en un plazo de tiempo breve. Asimismo, la dirección de Kupsa informó de que hoy se retomará la actividad en la empresa, reasignando al resto de plantas las fabricaciones previstas en la nave incendiada. Kupsa se encuentra en la carretera N-111, que en ese tramo funciona como circunvalación de Logroño y entrada a la localidad de Oion, lo que facilitó el acceso de los servicios de emergencia.

el recordatorio

antecedente en verano

Comunicado. Se da la circunstancia de que en el mes de agosto se produjo un importante incendio en una empresa vecina, Alavesa de Barnices, dedicada también a la fabricación de productos para tratamiento de la madera. En ese momento, Kupsa y Alavesa de Barnices habían firmado un acuerdo por el que la segunda le compraba a primera las existencias de materias primas y productos terminados. En dicho acuerdo no se incluyeron las instalaciones de Alavesa de Barnices que siguen en manos de sus anteriores propietarios y donde llevan a cabo otro tipo de actividades diferentes de la fabricación de barnices para madera y similares. Debido a ese acuerdo, en los primeros momentos de aquel incendio se creyó que el suceso se había producido en Kupsa, pero ésta última lo aclaró a través de un comunicado.