El territorio suma 106 nuevos contagios

Álava inicia su primera semana con el semáforo epidemiológico en rojo

El covid se ha hecho fuerte en Vitoria, Laudio y Agurain en los últimos días

08.11.2020 | 23:47
Aspecto casi desértico de la calle Dato, ayer, primer domingo con la hostelería cerrada por las nuevas restricciones. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – Álava acaba de superar su primer fin de semana con la última tanda de restricciones en vigor para contener la pandemia e inicia hoy la primera semana con su semáforo epidemiológico encendido en rojo tras haber superado ya la barrera de los 500 casos de covid-19 por cada 100.000 habitantes. Concretamente, desde el pasado miércoles 4. A expensas de los registros completos que este mediodía haga públicos el Departamento vasco de Salud, donde se actualizarán las tasas de contagios de todas las zonas de salud de Euskadi, la evolución de la crisis sanitaria tampoco ha sido positiva durante las últimas 48 horas y el territorio se enfrenta por tanto a un nuevo momento clave, otro más, en esta segunda oleada del virus.

El boletín epidemiológico del pasado viernes, el más reciente de los difundidos por el Gobierno Vasco, elevaba la incidencia acumulada del virus en Álava hasta los 537,55 positivos por 100.000 habitantes, 122 más que sólo una semana atrás. Aunque todavía muy por debajo de Gipuzkoa, que marcaba ya los 1047,83 casos por cada 100.000 habitantes, y a una distancia considerable de Bizkaia (661,24), la curva describe una peligrosa línea ascendente que continúa aumentando la presión sobre el sistema sanitario local.

Los municipios más afectados a día de hoy, según ese mismo informe, son Agurain, con una tasa de 660,88 positivos por cada 100.000 habitantes, Laudio, con 534,21, y la capital Gasteiz, con 514,73. Son las tres únicas localidades del territorio que se encuentran en zona roja. Amurrio, mientras tanto, está en amarillo, tras elevar su incidencia hasta los 134,37 casos por cada 100.000 habitantes el pasado viernes. En lo que respecta a la OSI Araba, el semáforo ya se encuentra en rojo en las zonas de salud de Abetxuko, Llanada Alavesa, Norte-Villarreal, Valles Alaveses II y también en Zabalgana.

Lamentablemente, el fin de semana que acaba de concluir y que ha coincidido con el cierre obligado de toda la hostelería y el adelanto del toque de queda hasta las 22.00 horas no se ha saldado, por el momento, con un cambio de tendencia significativo en esta mala evolución de la pandemia. Según los datos difundidos ayer por el Departamento vasco de Salud, correspondientes al sábado, Euskadi sumó 1.245 nuevos casos positivos por covid-19, de los cuales 106 correspondieron a Álava, 53 menos que en la jornada inmediatamente anterior. Bizkaia acumuló 603, 38 menos que la víspera, y Gipuzkoa 528, 110 menos. Los ocho restantes correspondieron a personas con residencia fuera de la CAV. En total, fueron 200 contagios menos respecto a los detectados el viernes, que afloraron en 12.045 pruebas diagnósticas, 595 menos también en comparación con el viernes. La tasa de positivos por test realizados se redujo respecto al recuento anterior, hasta el 10,3% –un día atrás fue del 11,4%–, pero sigue siendo del todo insostenible para el control de la pandemia. Este porcentaje únicamente se ha situado en el 10% o en tasas superiores en tres ocasiones, los días 4, 6 y, precisamente, 7 de este noviembre.

Más pacientes en las UCI En cuanto a la situación de los hospitales, la presión asistencial continúa creciendo en las unidades de cuidados intensivos (UCI) vascas, donde ayer a medianoche se encontraban ingresadas 122 personas, tres más que en la jornada anterior. A lo largo del sábado fueron hospitalizadas en planta 74 personas, diez menos que el viernes.

Las autoridades sanitarias vascas no se pronunciaron ayer públicamente sobre los últimos datos conocidos en torno a la evolución del virus, pero la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ya remarcó el sábado a través de un comunicado que los últimos registros "corroboran la decisión del Gobierno Vasco" de endurecer las medidas recogidas en el decreto que entró en vigor coincidiendo con el inicio del fin de semana para cortar la transmisión del virus. "Si queremos evitar el colapso del sistema sanitario, debemos actuar hoy y ahora. Pido a todas las personas que restrinjamos al máximo nuestra vida social y movilidad porque de lo contrario todas y todos estaremos condenados al confinamiento", remarcó la titular sanitaria.

Al detalle

Semáforo en rojo. Álava acaba de superar su primer fin de semana con la última tanda de restricciones en vigor para contener la pandemia e inicia hoy la primera semana con su semáforo epidemiológico encendido en rojo tras haber superado el pasado miércoles la barrera de los 500 casos de covid-19 por cada 100.000 habitantes.

Municipios más afectados. Los municipios alaveses más afectados a día de hoy, según el último boletín epidemiológico del Gobierno Vasco, son Agurain, con una tasa de 660,88 positivos por cada 100.000 habitantes, Laudio –534,21–, y la capital Gasteiz, con 514,73. Son las tres únicas localidades del territorio que se encuentran en zona roja. Amurrio, mientras tanto, está en amarillo, tras elevar su incidencia hasta los 134,37 casos por cada 100.000 habitantes el pasado viernes.

Algunas cifras

537'5
c
asos por 100.000 habitantes contabilizaba el territorio a finales de la semana pasada, lo que le ha llevado a ponerse 'en rojo'.

10%
la tasa de positivos ha vuelto a situarse por encima de esta barrera en las últimas horas. En concreto, en el 10,5%.

122 
Personas se encontraban ingresadas en las UCI vascas a medianoche de ayer. Eran tres más que en la jornada anterior.