Diputación adjudica este servicio

Mejora el servicio del punto verde Móvil en toda Álava

El contrato implicará un calendario específico para los 342 pueblos del territorio histórico

27.10.2020 | 18:19
Imagen de uno de los garbigunes existentes en Álava.

VITORIA. Los pueblos alaveses van a ver mejorado el servicio de punto verde para poder deshacerse de numerosos productos, muchos de ellos altamente contaminantes, como son los casos de las pilas, botes de pintura, aceites y otros, gracias a una profunda reforma de ese servicio que comienza con el establecimiento de un calendario fijo del paso de recogida por los pueblos y otras acciones que desarrollará la empresa adjudicataria.

Y es que la Diputación Foral de Álava quiere ir por delante en todo lo que se refiere al mantenimiento de la calidad ambiental de la que hace gala el conjunto del territorio. Así, una forma de ganar la batalla a la mezcla de los residuos en los contenedores de los residuos domiciliarios es mejorar el calendario y los horarios de la visita del punto verde móvil en las localidades de mayor población, que es una de las medidas que ayer se aprobó en la reunión del Consejo de Gobierno, a propuesta del Departamento de Medio Ambiente.

Esa es una novedad importante y junto a ella se confirma el mantenimiento del paso del punto verde por el resto del territorio, de acuerdo con un plan que distribuye los pueblos en tres categorías en función de sus moradores. En las localidades de entre 1 y 95 habitantes habrá una frecuencia de paso de cuatro veces al año, permaneciendo una hora en cada lugar. La misma frecuencia se repetirá en los que tengan entre 95 y 800 habitantes, aunque en estos casos el tiempo de permanencia será de dos horas. El calendario de paso del punto verde móvil para estos dos grupos se puede consultar en la página web de la Diputación.

Por último, en los municipios donde hay más de 800 habitantes la frecuencia de visitas será una vez al mes, 12 veces al año, estando a disposición de los vecinos en cada sitio durante tres horas. En este grupo es donde se produce la mayor novedad de la licitación que se acaba de cerrar, ya que se ha elaborado un calendario concreto: el segundo lunes de cada mes, el punto estará en Okondo y Artziniega; el tercer lunes en Luiaondo y Ribabellosa; el cuarto lunes en Izarra y Murgia; el primer martes en Elciego y Labastida; el segundo en Lapuebla de Labarca y en Laguardia; el tercero en Ibarra y Legutiano; y, el cuarto martes de cada mes en Maeztu y Araia.

LOCALIDADES CON GARBIGUNE
Hay otras localidades, mayores, como son Amurrio, Llodio, Salvatierra, Alegría-Dulantzi, Nanclares de la Oca, Oion y Santa Cruz de Campezo que disponen de garbigune y es allí donde los vecinos pueden llevar esos residuos especiales.

El servicio de punto verde móvil en Araba se ha adjudicado a Elder Medioambiente, por un importe anual de 178.095,50 euros/año para los próximos tres años (prorrogables a otros dos). Su objetivo es la retirada de residuos especiales producidos en domicilios particulares, pequeños comercios y pequeñas empresas, y que no pueden, ni deben, ser depositados en los contenedores habituales de recogida de residuos urbanos. Para ello cuenta con camiones preparados para atender los núcleos de población, excepto Vitoria que no disponen de garbigune y que suman un total de 342, así como tres furgonetas preparadas para apoyar a los camiones en un caso de necesidad

Los materiales que se deben entregar en el punto verde móvil son muchos, pero no todos los que llegan a general. Entre los que están autorizados figuran aerosoles con producto, aceites usados de motor y de cocina, baterías, bombillas/fluorescentes, cartuchos de tinta y tóner de impresión, envases de productos agropecuarios o de productos peligrosos del hogar, neumáticos, ropa o textiles, entre otros. Sin embargo, no entran en esa relación los residuos de empresas relacionadas directamente con su actividad económica habitual, los radioactivos o biosanitarios, animales muertos, materiales explosivos o aquellos que en el momento de su entrega en el punto verde móvil, puedan producir riesgo a las personas, bienes materiales o al medio ambiente, o causen trastornos importantes en la organización de dicho punto.

También están excluidos los denominados voluminosos, ya que os propios ayuntamientos o las cuadrillas lo tienen organizado de otra manera o los restos de obras.

MEJORAS DEL CONTRATO 
Al calendario o plan de recogidas descrito, la empresa se ha comprometido a desarrollar otras acciones, como Descripción del plan de comunicación del servicio en el que se van a combinar diferentes canales de comunicación y materiales. Destaca la propuesta de sustituir el sistema actual de cartelería por otro más práctico y novedoso a colocar en las ubicaciones a las que se presta el servicio. También se ha protocolarizado el plan de servicio ordinario para un seguimiento estricto del plan de trabajo pero complementándolo con información adicional como es la identificación de incidencias y situaciones extraordinarias que pueden darse durante la prestación del servicio.

También se ha tenido en cuenta el plan de recogidas especiales propuesto por la empresa adjudicataria para atender recogidas a particulares y las realizadas a petición de los garbigunes, estas últimas hasta un total de 36 servicios al año.

Sea como fuere lo cierto es que Elder Medioambiente ha ofertado una completa batería de acciones dirigidas a distintos perfiles de población. A destacar los 25 eventos de sensibilización anuales y los 20 dirigidos a centros escolares tanto por su fin educativo como porque se plantean como un refuerzo de la figura de este servicio y de la reutilización.

El esfuerzo que se realiza merece la pena, porque además la sensibilización de la población es importante. Para el diputado de Medio Ambiente, Josean Galera, "las alavesas y alaveses de los pueblos cada vez utilizan más los puntos verdes móviles, gracias a la tarea de difusión llevada a cabo por la Diputación, y gracias también a la sensibilidad cada vez mayor de la propia ciudadanía. Por suerte, es anecdótico encontrar en el contenedor gris residuos como pinturas, pilas, luminarias, radiografías, por ejemplo".

Y es que la evolución de la retirada de estos residuos crece cada año sin que vayan a parar a los vertederos de orgánicos y esa actitud da como resultado una Álava más verde y un medio rural protagonista de la calidad del medio ambiente de su territorio.