Cae una banda que robaba en empresas

La Ertzaintza ha desarticulado este grupo al que se le atribuyen 50 delitos en Gipuzkoa y Álava

26.10.2020 | 00:54
Material incautado en el operativo ‘Stefan’. Foto: Gobierno Vasco

VITORIA – Una investigación iniciada hace seis meses por parte del Servicio de Investigación Criminal Territorial de la Ertzaintza en Gipuzkoa, SICTG, denominada operativo Stefan, culminó este pasado lunes con la detención de seis varones, integrantes de un grupo criminal establecido en Gipuzkoa, con edades entre los 24 y los 50 años.

Según informa el Departamento vasco de Seguridad, en este dispositivo participaron agentes del SICTG, apoyados por las unidades de la brigada móvil y canina y patrullas de Protección Ciudadana de comisarías de Donostia, Errenteria e Irun.

Asimismo, fueron practicados un total de cuatro registros en otros tantos domicilios, ordenados por la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Tolosa, que ha dirigido la investigación.

También se procedió a la intervención de los tres turismos empleados, por los ahora detenidos, para realizar los robos, uno de ellos alquilado en la Comunidad Valenciana.

Los investigadores atribuyen a sus integrantes la comisión de medio centenar de robos con fuerza, a lo largo de los últimos meses, en empresas localizadas en polígonos industriales de Irura, Aduna, Astigarraga, Beasain, Ordizia, Orio, Hernani, Oiartzun, Irún y Errenteria, así como en Vitoria. También en establecimientos hosteleros ubicados en Donostia, Irún, Hondarribia y Oiartzun.

Los robos tenían como objeto, tras la neutralización de los sistemas de alarma, la sustracción del dinero depositado en las cajas fuertes de las empresas, a las que accedían mediante forzamiento de puerta o ventana y, en algunos casos, tras la realización de butrones en las fachadas de los lugares asaltados.

Para ello utilizaban diferentes herramientas, tales como martillos percutores, amoladoras, mazas, grandes destornilladores, entre otros. Por su parte, en los establecimientos hosteleros, su objetivo era la caja registradora del bar o restaurante, habiéndose especializado en la apertura de un tipo específico de caja registradora inteligente existente en el mercado.

Tras la finalización de las diligencias policiales, los detenidos fueron puestos a disposición de los Juzgados de Tolosa, donde se decretó el ingreso en prisión, sin fianza, de tres de los detenidos. El resto quedó en libertad con cargos.