Araba

Sansomendi responde a la llamada para el cribado voluntario en el barrio

Los vecinos aplauden la novedosa iniciativa del Gobierno Vasco, pero piden ampliarla a los mayores de 60 años

08.10.2020 | 23:43
Personas con la tarjeta sanitaria asociada al centro de salud de Sansomendi participando ayer en las pruebas que se hacen en las consultas externas del HUA. Fotos: J. Muñoz / P. Barco

Vitoria – Sansomendi ha respondido a la llamada que este miércoles hicieron Osakidetza y el Departamento vasco de Salud para que los 9.295 vecinos que tienen asociada su tarjeta sanitaria al ambulatorio del barrio colaboraran desde ayer y hasta el próximo lunes haciéndose las pruebas PCR en el edificio de consultas externas del HUA.

Hasta tal punto ha sido así que el mismo día que se anunció ya hubo problemas para coger cita previa para esta iniciativa pionera con la que el Gobierno Vasco dará un paso más en su estrategia para contener el coronavirus en Euskadi, la misma que también se ha puesto en marcha en Azkoitia (Gipuzkoa) por ser dos lugares en los que la incidencia del virus ha sido mayor en los últimos 14 días.

En Sansomendi, por ejemplo, ya había para la pasada jornada 400 de estas citas y en Azkoitia hubo otros 1.200 participantes este testeo, que, en todo caso, es voluntario. "Este barrio siempre se ha volcado con las necesidades de cualquier vecino y estas pruebas son una buena forma de proteger a sus familias", subraya el presidente de la asociación vecinal Kaleartean-Sansomendi, Antonio Estébanez, quien explica a este diario que el anuncio de este screening se ha vivido "con normalidad en el barrio porque desde hace mucho tiempo Sansomendi era la punta de contagios".

Un paseo por esta zona de la capital alavesa evidencia que a sus residentes les ha sentado bien que les hagan estas pruebas por "la seguridad de todos". Así, al menos, lo resalta Agustín Corbacho, mientras paseaba a Zuri, un perro de la raza westy. "Esta misma mañana he llamado y ya tengo cita. Somos cuatro en casa y todos vamos a ir esta tarde (por ayer), a las 20.51, 20.52, a las 20.53, y a las 20.54 horas", aclaraba este hombre, quien aplaude la realización del cribado.

"Yo mismo he estado contagiado por covid. Tuve una gastroenteritis en mayo, llamé al médico, y al de poco me dijeron que a ver si quería hacerme la prueba serológica y les dije que sí porque no me habían dicho lo que tenía. Ahí vi que tenía anticuerpos". Entonces, su mujer llamó también para hacerse la PCR, al igual que sus dos hijas, de 26 y de 21 años. Y su esposa resultó también ser asintomática , "así que lo había pasado sin enterarse, pero mis hijas dieron negativo".

A la pregunta de si la gente respeta en este barrio las medidas preventivas, Corbacho cree que, en general, sí, "pero también parece que se nos olvida fácilmente porque algunos van con la mascarilla bajada".

En el caso de Aratz Beitia, se enteró por este periódico de que los vecinos de Sansomendi estaban llamados a esta PCR. "Yo no sabía nada hasta ahora porque no soy de leer las noticias", decía sorprendido. Si bien, no tendrá ningún problema en hacerse las pruebas. "Me parece que es buena idea que las hagan viendo cómo van las cosas", afirma este joven que cree "que al 100% no se cumple con las normas. Yo trabajo de casa en casa y ahí veo que la gente se confía mucho. Cada vez que entro en la de algún cliente, un 70% no se pone mascarillas en casa y fuera, hay muchos que la llevan por debajo de la nariz. Por eso, me gustaría pedir un poco de respeto".

"Estamos colaborando" Otra vecina, Isabel González, sí que tiene ya cita, "me dijeron que también podía ir sin ella, pero en ese caso tenían preferencia los que iba con hora asignada, por eso al final la pedí. Estuve llamando el miércoles por la tarde un buen rato y me dijeron que todo el mundo estaba llamando, así que en el fondo eso es bueno porque estamos colaborando todos", resalta esta mujer que se someterá a la PCR este lunes, a las 17.00 horas.

A Celedonia Fernández y Pilar Egea también les gustaría hacérsela, pero no pueden. "Yo no entro porque tengo 66 años, pero claro que me gustaría porque somos de riesgo", lamenta. Y lo mismo le pasa a su amiga Pilar Egea, que este lunes cumplirá 71. "Soy diabética y una noche, a primeros de agosto, como me faltaba el aire, me hice la prueba, pero di negativo y ahora no me importaría repetirla", recuerda.

La hostelera Lourdes Huerga, del café-bar El sol, también es partidaria de este cribado masivo en Sansomendi. "Creo que la gente sí que va a responder. Van a ir bastantes, sobre todo entre los que tienen entre 50 y 60 años", vaticinaba esta señora que más que miedo por el covid tiene "respeto", porque es asmática, "y trabajo de cara al público, pero no me la quito para nada", declara señalando a su mascarilla.

Algunos vecinos tuvieron problemas para reservar su cita para la PCR cuando el mismo día de su anuncio llamaron para pedirla

El presidente de Kaleartean, la asociación vecinal de Sansomendi, destaca que la iniciativa se ha vivido con "normalidad" en el barrio

"Somos cuatro en casa y todos ya tenemos cita para hacernos la prueba del coronavirus"

AGUSTÍN CORBACHO

Vecino de Sansomendi

"Creo que la gente sí que va a responder. Van a ir bastantes, sobre todo los de 50-60 años"

LOURDES HUERGA

Hostelera del bar El Sol

"Nos hubiera gustado hacernos las pruebas, pero no podemos al tener más de 60 años"

CELEDONIA Y PILAR

Vecinas de Sansomendi

"No me había enterado hasta ahora del cribado en Sansomendi, pero me parece buena idea"

ARATZ BEITIA

Vecino de Sansomendi

"Estuve llamando un buen rato para coger la cita y me costó porque se colapsó la centralita"

ISABEL GONZÁLEZ

Vecina de Sansomendi