Las dos clínicas de Dentix en Vitoria siguen trabajando aunque "no sabemos qué va a pasar"

La OCU ha recibido ya 103 reclamaciones de clientes en Euskadi, sólo seis de ellas desde Álava

08.10.2020 | 17:07
Un dentista

VITORIA - Las dos clínicas Dentix de Vitoria continúan por el momento abiertas y trabajando "con normalidad", pero a la espera de resolver qué sucederá con ellas y sus empleados tras la reciente declaración en concurso de acreedores de la firma dental. Según han señalado a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA fuentes internas, tanto el local ubicado en el Paseo de la Florida como el de la calle Dato siguen ahora mismo ofreciendo sus servicios a los clientes, aunque los empleados desconocen qué sucederá a corto plazo tras el anuncio de quiebra de la compañía. "No sabemos qué va a pasar", apuntan.

Según informan desde la Organización de consumidores y usuarios (OCU), de las 103 reclamaciones que han recibido de clientes de Dentix tras conocerse su quiebra, apenas seis corresponden a consultas llegadas desde Álava. Del resto, 75 son de clientes de Bizkaia y 22 de Gipuzkoa.

La propia OCU acaba de lanzar una campaña para ayudar a los afectados de Dentix en sus reclamaciones. Entre otras indicaciones, la organización señala que los clientes que hayan contratado el pago del tratamiento con una financiera deberán solicitar el traslado de dicho tratamiento a otra clínica odontológica, y si no fuera posible, pedir la devolución del importe del tratamiento pendiente y dejar de pagar.

Además, los afectados que hayan contratado el pago del tratamiento directamente con Dentix podrán reclamar la devolución del importe correspondiente al tratamiento pendiente, aunque la OCU considera que "será difícil que recuperen algo, dado que los consumidores son, según la ley concursal, los últimos en la lista de acreedores".

Ante esta situación, que al menos a corto plazo no parece haber afectado de lleno a las dos clínicas de Vitoria, al menos al mismo nivel que en otras ciudades, donde el cierre ha sido inmediato, la OCU exige a las administraciones públicas "la búsqueda de una solución rápida que prime la continuidad de los tratamientos". Igualmente, solicitan una mejor regulación de la prestación de estos servicios, mayores controles e inspecciones, además de una reforma de la Ley Concursal para que los consumidores sean considerados acreedores preferentes.