Araba

González subraya la "trascendencia histórica" del pacto de déficit y deuda

Juntas el acuerdo con el Gobierno español que evitará recortes en 2020 y 2021 autonomía financiera permanente a la Diputación alavesa, más allá de la crisis del coronavirus

06.10.2020 | 00:21
González subraya la "trascendencia histórica" del pacto de déficit y deuda

Vitoria – El diputado general de Álava, Ramiro González, compareció ayer a petición propia ante las Juntas Generales para dar cuenta del acuerdo alcanzado en la reunión de la Comisión Mixta del Concierto Económico del pasado miércoles que, además de aumentar la capacidad de endeudamiento y déficit de las diputaciones vascas durante este ejercicio y el próximo, de cara combatir las consecuencias de la crisis del coronavirus, otorga autonomía financiera permanente a los territorios forales. El pacto, dijo González, es de una "trascendencia histórica" tanto por el margen que deja para hacer frente a la crisis sanitaria y económica, como porque "viene a plasmar el principio de foralidad. Es un acuerdo de futuro", incidió.

En ese sentido, el acuerdo entre el Gobierno de España, el Gobierno Vasco y los territorios forales incide en la vía bilateral que consagra el Concierto Económico, más allá de la suspensión de la regla de gasto decretada para todas las administraciones públicas. Aunque las diputaciones vascas cuentan históricamente con capacidad recaudatoria e impositiva, estaban sometidas a las mismas restricciones en relación a endeudamiento o déficit que los ayuntamientos. Ahora, según declaró el consejero de Hacienda y Economía del ejecutivo de Iñigo Urkullu, Pedro Azpiazu, "las diputaciones tendrán identidad propia en esa futura senda de 2022 gracias a este acuerdo, con capacidad de déficit y deuda propia".

"Acercamiento de posiciones" Ayer ante los grupos junteros, el diputado general explicó que "durante mucho tiempo" ha habido un intercambio de datos que "ha provocado un acercamiento de posiciones" entre las partes. Finalmente, el acuerdo fructificó en la víspera de la reunión de la Comisión Mixta tras haber superado "muchas dificultades". El diputado general explicó que el martes pasado, mientras se celebraba el pleno de política general en el que entre otras cuestiones se debatió sobre la capacidad financiera de la Diputación en estos tiempos de crisis, la institución trabajaba para cerrar los último flecos del pacto. El propio diputado general dio pistas entonces sobre la tribuna de que el acuerdo era inminente.

A corto plazo, explicó ayer González a los grupos junteros, dicho acuerdo da aire a la Diputación alavesa en un año en el que "era imposible no incurrir en déficit". Ahora cuenta con la posibilidad de gastar un 0,9% más de lo que ingrese en 2020, un porcentaje que se reduce al 0,8% en el próximo ejercicio. "También teníamos necesidad de deuda", señaló el mandatario foral, que podrá buscar financiación externa por valor de hasta 90 millones de euros, frente a los 300 admitidos para Bizkaia y los 200 para Gipuzkoa. Prácticamente la misma cantidad podrán tomar las diputaciones vía préstamos en 2021. Además, el Gobierno Vasco dispondrá de 1.716 millones de euros más en 2020 y 1.617 millones en 2021 a través del endeudamiento. Por su parte, para el total de la comunidad autónoma, el recurso a déficit permitirá contar con 4.500 millones más que lo previstos.

Con estas herramientas, y una vez se conozca, tras la celebración del Consejo Vasco de Finanzas del próximo día 15, una previsión certera del cierre del ejercicio, el Departamento foral de Hacienda decidirá cómo cubrir la diferencia entre ingresos y gastos derivada de la bajada de la recaudación, que se estima se situará en torno al 20%.

En ese sentido, dijo el diputado general, además del déficit y el endeudamiento, la Diputación cuenta con remanentes después de que se hayan reordenado prioridades como consecuencia de la pandemia. En estos meses, añadió, ha habido "una gran tensión de tesorería" que se está resolviendo con endeudamiento a corto plazo.

Negociación con los municipios También se ofrecerá a las entidades locales la posibilidad de recurrir a deuda, aunque González afirmó que "la mayoría no lo necesitarán". La singularidad de Euskadi hace que la tutela de los ayuntamientos vascos corresponda a las diputaciones, lo que también les exime de las reglas del régimen común y les lleva a negociar su capacidad financiera con las instituciones forales.

En relación a 2021, por otro lado, Ramiro González aseguró que ha de ser "el ejercicio de la recuperación", y por ello la Diputación pondrá "toda la carne en el asador" en materia de protección social y de reactivación económica, los dos grandes objetivos de la institución, que perseguirá "conjugando prudencia e inversión".

González destacó ayer también otro de los mensajes que ha venido trasladando desde el inicio del nuevo curso político, el de la relevancia que tiene lo que se haga en los meses que restan para finalizar el año de cara a "definir el futuro" del territorio.

los números

0,9%

déficit

El acuerdo suscrito en el seno de la Comisión Mixta del Concierto Económico otorga a Álava la capacidad de elevar su déficit para 2020 hasta el 0,9%. En 2021 dicho porcentaje se reduce al 0,8%.

90

millones

El pacto también fija a capacidad de endeudamiento de las diputaciones forales, que para 2020 en el territorio alavés asciende a 90 millones de euros.

la frase

Ramiro González, diputado general de Álava, abogaba ayer en las Juntas Generales por "conjugar prudencia e inversión" en los Presupuestos de 2021.

"2021 tiene que ser un ejercicio de recuperación; hay que poner toda la carne en el asador"

Noticias relacionadas