Tapia asiste a una campaña que se prevé "excelente"

La vendimia viene justa en cantidad pero la uva es de gran calidad mildiu y el granizo merman la cosecha

30.09.2020 | 23:59

laguardia – En plena carrera para poder ir terminando una vendimia que va dejando un buen sabor de boca en cuanto a la calidad de la uva frente a los sinsabores de un año lleno de incertidumbres, tormentas e infecciones, tanto en lo que se refiere a la labor agrícola, como a la situación sanitaria ocasionada por la pandemia, la consejera Arantxa Tapia ha querido conocer de primera mano la marcha de la campaña y hablar con quienes la hacen posible.

De esta mañera, ayer por la mañana, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente se desplazó a Villabuena de Álava en compañía del viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria, Bittor Oroz; y el presidente del sindicato UAGA, Javier Torre. Allí les esperaba un representante de la bodega Pérez Maestresala para recorrer un viñedo en plena faena.

Guiada por el representante de la bodega, la consejera paseó entre los renques escuchando las explicaciones sobre el estado de la uva e interesándose por los daños ocasionados por las tormentas de pedrisco de la pasada primavera. Unos daños que ya vio en primera persona en esta misma localidad, aunque en parcelas diferentes.

En palabras de Tapia, el Gobierno Vasco "es consciente de que este está siendo un año difícil para nuestros vitivinicultores. A las adversidades climatológicas –pedrisco en junio– y las enfermedades –mildiu y oídio–, se han unido este año la incertidumbre generada por la covid-19. Sin embargo, la lectura de la campaña a día de hoy está resultando positiva, y cuando la vendimia del vino blanco está prácticamente concluida podemos avanzar que la cosecha de este año va a ser excelente".

Según los datos disponibles hasta el momento, la campaña 2020 presenta una cosecha mermada en algunas localidades de la comarca, por el granizo y el agua caída en ciertos momentos que impidieron la floración en las cepas, y por el mildiu especialmente, pero hay que destacar que las uvas resultantes que se vienen recogiendo –en una de las vendimias más delicadas de este siglo XXI– son muy sanas y de gran calidad. Con los primeros mostos, profesionales del sector bodeguero están hablando de "un color y unas cualidades inmejorables", dando estos días un grado que varía entre 13,5 y 14 grados.

Frente a las adversidades mencionadas, el Gobierno Vasco ha estado actuando con paquetes de medidas para ayudar no solo a los vitivinicultores, sino también a la hostelería. En ese sentido, Tapia recordó que esta misma semana, en la reunión del Consejo de Gobierno, se aprobó la convocatoria para el año 2021 de las ayudas a las inversiones que se realicen en el sector vitivinícola con objeto de mejorar el rendimiento global de las empresas, su adaptación a las demandas del mercado y el incremento de su competitividad. Esta línea de ayuda está dotada con un importe de 7,5 millones de euros.