EH Bildu pide una regulación de las viviendas turísticas del Casco Viejo

La formación ha presentado alegaciones a la modificación del PERI para limitar la implantación de este tipo de alojamientos

01.10.2020 | 12:27
Calle Cuchillería.

VITORIA - El grupo municipal EH Bildu presentó el pasado mes de agosto alegaciones contra el cambio en la normativa reguladora relativa al uso terciario-hotelero en el Casco Viejo de Gasteiz. El objetivo de esta acción es tratar de frenar esta modificación puesta en marcha por el Ayuntamiento y que afectará a la implantación de viviendas turísticas en la almendra medieval.

Dentro de los procedimientos de modificación urbanística de la zona Arabatur presentó una alegación que fue aceptada por el Consistorio. Con esta respuesta positiva se abre la puerta a que los edificios del Casco Viejo puedan albergar viviendas turísticas en todas sus plantas, y no únicamente en la primera como se contemplaba hasta ahora.

EH Bildu se opone a esta cambio e incide en "priorizar la función social de la vivienda", ha explicado en rueda de prensa en edil abertzale, Félix González. "Entendemos que es el momento de regular las viviendas turísticas, de limitarlas para evitar que de cara a futuro el desarrollo de dicha actividad quede supeditado a las leyes del mercado", ha subrayado.

Respecto a la implantación de viviendas para uso turístico y habitaciones en viviendas particulares para uso turístico en viviendas en edificios residenciales EH Bildu reclama "dos sistemas de garantías". Por una parte, que se mantenga la limitación a la primera planta de uso residencial. Por otra, que se establezca un sistema de doble límite cuantitativo, estableciendo máximos para el conjunto del ámbito del PERI y para cada una de las vecindades, en forma de porcentaje respecto al total de viviendas de cada ámbito.

EH Bildu considera a la cultura, ocio y el turismo como "parte del Casco Viejo, pero siempre poniendo por delante las necesidades de servicios de vecinos. El Ayuntamiento no puede renunciar a sus quehaceres y responsabilidades en la rehabilitación y regeneración del Casco Viejo, dejando la regulación de la actividad en manos del mercado y de los operadores del sector turístico", ha concluido González.