Jornada de Protestas en la educación vasca

Guerra de cifras sobre el seguimiento real

El Gobierno Vasco señala que el 41% de los profesores secundó la huelga, mientras los sindicatos apuntan a un 70%

15.09.2020 | 23:56
Dos menores circulan con sus bicicletas delante de la manifestación que recorrió ayer las calles de Vitoria. Foto: Alex Larretxi

vitoria – La jornada de huelga en los centros educativos de la red pública y concertada deparó ayer el siempre habitual baile de cifras a la hora de valorar el seguimiento real de la protesta. Según trasladó el Departamento vasco de Educación, con información relativa al 89% de los colegios públicos de enseñanza no universitaria, la huelga fue secundada por un 41,9% de los profesores, por lo que un total de 8.203 docentes de los 19.553 a los que corresponde ese 89% de centros ejerció su derecho a la huelga. En total, la red pública vasca cuenta con cerca de 23.000 profesores.

Los sindicatos convocantes (ELA, LAB, Steilas, CCOO y UGT) apuntaron por su parte que el seguimiento fue del 70%, por lo que calificaron como "un éxito" la huelga. Según las centrales sindicales, el apoyo a la convocatoria llegó mayoritariamente de la red pública, mientras que en los colegios concertados la incidencia fue menor. Además de la propia huelga, los profesores y el personal de las subcontratas de comedores escolares, limpieza y transporte estaban llamados, además de las propias familias y estudiantes, a la manifestación que recorrió ayer las calles de Vitoria por la mañana, con una participación que, según datos de los convocantes, reunió a más de 5.000 personas en la capital alavesa.

Durante la marcha de protesta, los sindicatos recordaron las principales demandas que han trasladado los últimos días al nuevo consejero vasco de Educación, Jokin Bildarratz. Entre ellas reclaman ampliar plantillas, dotar a los colegios de equipos de protección, reducir los ratio de alumnado, garantizar un espacio de tres metros cuadrados por persona y aplicar planes para reducir la brecha causada por la pandemia en los ámbitos de la tecnología y el euskera.

La huelga, por cierto, llegó en el que iba a ser el primer día de vuelta a las clases del alumnado de tercero y cuarto de la ESO y primero y segundo de Bachiller, en base al protocolo de regreso diseñado por el Gobierno Vasco y que arrancó con la incorporación de los alumnos de Infantil, Primaria y los dos primeros curso de la ESO la semana pasada, además de los estudiantes de Formación Profesional, que lo han hecho a lo largo de estos días. Cuestionado por los periodistas sobre la huelga de ayer en la rueda de prensa posterior al consejo del Gobierno Vasco –la primera reunión de la nueva legislatura–, el portavoz del ejecutivo autonómico, Bingen Zupiria, aseguró comprender "la preocupación" de los docentes y toda la comunidad educativa, "porque todos vivimos en una situación de incertidumbre en la que hay que tomar decisiones día a día casi con la técnica de la prueba y el error".

"Afrontamos un curso que no sabemos cómo terminará. El reto es tener presente que hemos optado de forma casi unánime por la educación presencial, y que esto es una maratón. Tan importante como el principio de curso es cómo se termina y cómo se garantiza el derecho a la educación", subrayó el portavoz del Gobierno Vasco, que no quiso entrar en la "guerra de cifras" sobre el seguimiento real de la convocatoria de huelga. Con todo, Zupiria quiso poner sobre la mesa el hecho de que Euskadi fuera "el único lugar en el que se hace una huelga al principio de curso", algo que "llama la atención" porque en otras comunidades con datos de evolución de la pandemia del covid-19 idénticos "o peores" a los del País Vasco, no se ha organizado una huelga como la de ayer. "Es un dato y la realidad que nos corresponde gestionar", asumió.

8.203 docentes. Según informó el Departamento vasco de Educación, con datos relativos al 89% de los colegios públicos de enseñanza no universitaria, la huelga fue secundada por un 41,9% de los profesores, por lo que un total de 8.203 docentes de los 19.553 a los que corresponde ese 89% no acudió a trabajar.

Sindicatos. Los sindicatos convocantes (ELA, LAB, Steilas, CCOO y UGT) cifraron en un seguimiento del 70% la convocatoria, por lo que calificaron como "un éxito" la huelga.

Noticias relacionadas