Paso adelante del AVE que llegará a Gasteiz

Un convoy específico estudia el óptimo funcionamiento de los mecanismos

12.09.2020 | 00:47
El denominado tren Séneca de Adif se encarga de las labores de auscultación de los dispositivos del trazado ferroviario. Foto: Ferropedia

VITORIA – El trazado ferroviario de alta velocidad entre la capital burgalesa y la localidad palentina de Venta de Baños se ha sometido a los rutinarios trabajos de auscultación de las vías que lleva a cabo Adif y dentro de los pasos previos pensando en su futura entrada en funcionamiento. En las últimas jornadas de agosto se pudo ver circular sobre ese trazado de casi 90 kilómetros al convoy específico encargado de revisar y auscultar cada metro de vía. Se trata del denominado tren Séneca que lleva a cabo un trabajo específico. En el recorrido que ha llevado a cabo entre Burgos y Venta de Baños la misión del convoy es la analiza la concordancia entre las señales repartidas a lo largo del trazado de la vía y las que se comunican al tren durante su trayecto. Se realiza una auscultación de las dinámicas de la vía y de la catenaria, así como la revisión geométrica de la vía y se revisa el funcionamiento del sistema de comunicación GSM-R y las pruebas del sistema europeo ERTMS. Este sistema cobró notoriedad con motivo del fatal accidente del Alvia en la curva de Angrois, a la entrada de Santiago de Compostela, el 24 de julio del año 2013.

Los datos registrados en sus recorridos de reconocimiento sirven a los técnicos para llevar a cabo un proceso de validación y análisis que se remite a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria que revisa todos los análisis desde el mencionado accidente del Alvia en Santiago de Compostela. Este organismo es quien da el visto bueno a la fase de pruebas de Adif y autoriza el traspaso a Renfe que, a su vez, realiza un funcionamiento en pruebas .

El objetivo es homologar los trenes que van a circular, la vía y los maquinistas que estarán a los mandos de la locomotora AVE. Ajustados los aspectos que se haya podido detectar que precisan cierta mejora, en próximas semanas se acometerá la segunda fase donde ya se conjugarán otros factores como la velocidad a la que circularán los convoyes y que se aproximará a los 300 kilómetros por hora.

Mientras estos ajustes técnicos se llevan a cabo en el itinerario de la vía, Adif, no pone fecha a la entrada en servicio de este tramo, clave para la conexión de Gasteiz a la alta velocidad. Hay que tener también en cuenta que necesariamente se debe rematar la construcción de un nuevo andén en la estación de Burgos para tener vía libre.

LAS CIFRAS

89

KILÓMETROS DE TRAZADO

El tramo que llega hasta Burgos arranca en la localidad palentina de Venta de Baños y ha acumulado un enorme retraso en sus largos años de construcción rodeado siempre de todo tipo de problemas.

300

kilómetros por hora

Velocidad a la que se contempla que puedan circular los convoyes a lo largo de esos casi cien kilómetros. No hay obstáculos físicos y discurren todos ellos por las inmensas llanuras de Burgos y Palencia.