170 personas en la misa

Ciudadanos de Vitoria rinden homenaje a la Virgen Blanca en una ofrenda floral con limitaciones de aforo y tiempo

El acceso a la balconada de San Miguel está limitado a 10 personas con un tiempo máximo de siete minutos.

05.08.2020 | 12:12
Ofrenda floral a la Virgen Blanca

VITORIA. Ciudadanos de Vitoria se han acercado, desde primeras horas de la mañana, a la iglesia de San Miguel Arcangel para rendir homenaje y realizar una ofrenda floral a la Virgen Blanca, para lo que se han establecido limitaciones de aforo y tiempo como consecuencia de la pandemia del Covid-19.

Cada 5 de agosto, día de la Virgen Blanca, los ciudadanos se acercan hasta la iglesia para realizar este homenaje a la patrona de la ciudad con motivo de las fiestas de Vitoria, que este año han quedado canceladas por el Covid-19.

Con el objetivo de velar por el cumplimiento de las medidas de seguridad a causa de la pandemia, se ha establecido un dispositivo policial que ha comenzado a las 08.00 horas y se alargará hasta las tres de la tarde.

A primeras horas, no había aglomeraciones ni colas para acceder a la iglesia y era un número reducido de personas las que se acercaban para saludar a la Virgen Blanca y depositar flores ante la hornacina de la patrona.

Entre las medidas establecidas, se controla el paso a la balconada de San Miguel para evitar la aglomeración de personas ante iniciativas particulares o de grupos que desean realizar de forma espontánea una ofrenda floral ante la imagen de la Virgen Blanca.

La visita se realiza en grupos de máximo 10 personas desde la Virgen Blanca, con mascarilla y abandonando la balconada por la Plaza del Matxete, siempre atendiendo las indicaciones de la Policía Local. En el caso de que haya una concentración de grupos excesiva, el tiempo máximo de estancia en la Balconada es de siete minutos.

Agentes municipales han destacado la tranquilidad del inicio de la jornada, que ha comenzado a las siete de la mañana con el rosario de la aurora, que se ha celebrado a puerta cerrada en el interior de la Iglesia de San Miguel y que ha sido retransmitido por la radio, al igual que una misa posterior.

A las diez y media se ha celebrado la Misa Pontifical, con la presencia del obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, y se establecido un aforo máximo de 170 personas para asistir a la ceremonia, que también ha sido retransmitida en directo a través de Facebook y YouTube.

La vicesecretaria de la cofradía de la Virgen Blanca, Blanca Aguillo, ha expresado su "tristeza" por los condicionamientos de este año, pero ha puesto en valor la "responsabilidad" de los ciudadanos. "La gente sabe que, por el bien de todos, este año impera el 'no fiestas'", ha manifestado.

El sacerdote de la iglesia de San Miguel, Juan Manuel Ochoa de Aspuru, que había aconsejado a los fieles que siguieran la misa de las 10.30 horas por streaming, ha recordado que "la Virgen Blanca está abierta todo el año". "Se puede venir cualquier día, no solo hoy. Es bueno moderar por seguridad y acudir en otro momento con más calma", ha asegurado.