Del enoturismo al ecoturismo

Aunque se mantiene el interés por las bodegas, los turistas de Rioja Alavesa se interesan más este año por las rutas de naturaleza o el senderismo. Las oficinas de turismo están inquietas ante el enorme descenso de visitantes

02.08.2020 | 01:15
Los turistas de Rioja Alavesa se interesan más este año por las rutas de naturaleza o el senderismo

Las cartas no pintan bien para el sector turístico de Rioja Alavesa, bien definido habitualmente como el principal motor de esta actividad en Euskadi por sus abundantes recursos, especialmente enoturísticos. Sin embargo, las consecuencias de la pandemia se notan de manera alarmante, aunque en la confianza de sus agentes está el resistir para que el año 2021 devuelva la pujanza y liderazgo en la atracción de visitantes que siempre ha tenido esta comarca.

En ello confían y para lograrlo trabajan, las tres oficinas de turismo de Rioja Alavesa: Elciego, Labastida y Laguardia, cuyos responsables no ocultan la difícil situación en la que está el sector y las incertidumbres de futuro. Sin embargo, mantienen la ilusión y el tesón para apoyar con su trabajo la potente infraestructura del buque insignia del turismo en el País Vasco. Y eso a pesar de que las nuevas tendencias de los viajeros apuntan más al senderismo y las actividades de naturaleza.

José Manuel Calleja es el responsable de la oficina de Labastida, que depende directamente del Ayuntamiento. Destaca que como comenta mucha gente del sector, "estamos apreciando un mayor número de visitantes locales, ya que este municipio tiene una singularidad: Labastida es un pueblo que tiene una población importante con segunda residencia y estos veraneantes -como les llamamos- han adelantado mucho la llegada al pueblo. Desde muy temprano, casi desde que se abrieron las fronteras hemos recibido a estos veraneantes, que están intentando disfrutar de todo lo que ofrecemos y están preguntando más que otros años por visitas a bodegas, por actividades de naturaleza, por todo este tipo de eventos."

En su opinión, esto está favoreciendo mucho el dinamismo de los comercios. A ellos se suman, los que acuden de visita, que no son veraneantes, son personas generalmente del País Vasco y sitios cercanos, aunque también están acudiendo mucha gente de Madrid, de Barcelona o Sevilla, que vienen "con intención de hacer cosas y preguntan mucho por las rutas y por las actividades que hay y el calendario de eventos que hay en el pueblo."

Calleja reconoce cómo "en el último año se han acometido muchas mejoras de carácter turístico en Labastida, como es la nueva señalítica para que la gente no se nos pierda en las rutas, los carteles nuevos, en San Ginés se han realizado reformas y está mucho mejor preparado para atender a los visitantes, también se han ampliado las terrazas de otros comercios". Además, el sector ha reforzado lo que es la oferta de actividades y de eventos. Por un lado, aunque no se pueden realizar grandes eventos, sí que todos los fines de semana y también otros días de la semana, hay muchas cosas para hacer, como acudir a actuaciones teatrales o algunos conciertos con todas las medidas de seguridad garantizadas. Se ha abierto en Labastida la primera sala escape room, en un calado medieval y se ha apostado por la movilidad con rutas en moto eléctrica a través de los viñedos. Las bodegas están abriendo más lo que son las visitas con grupos reducidos lo que favorece, y mucho, el disfrute y se ha abierto un wine bar, el de Bodegas Tierra, lo que está facilitando que la gente tenga más alternativas de ocio en la localidad de Labastida.

La promoción de esta localidad no ha cesado desde que se pudo dar el banderazo de salida. La campaña de Tómate un Labastida ha funcionado muy bien. Precisamente el pasado jueves salió el último concurso "y la verdad es que hemos llegado a miles y miles de personas, una barbaridad. Como muestra, el alcance del concurso llegaba algunos días a las 35.000 personas, lo cual ha sido fabuloso y nos ha servido muchísimo para comprobar lo que la gente ve y quiere de Labastida, para así, en un futuro, poder diseñar mejores campañas, que es lo que la gente está buscando."

En cuanto a las posibilidades de hospedaje, Labastida tiene un hotel, algún alojamiento más y una cantidad ingente de segundas residencias. Respecto a la utilización que se pueda estar realizando sobre los establecimientos públicos es complicado conocerlo, pero "cuando se abrieron las fronteras hubo como un pequeño boom sobre todo los fines de semana". En estos momentos se sigue viendo gente consumiendo.

En cuanto a la hostelería, los comentarios son que gracias a que se ha podido ampliar la terraza, gracias a que esta segunda residencia está consumiendo mucho en los bares, van a poder llegar, incluso, si no aparecen más imprevistos, o nuevos confinamientos, a recuperar lo que en teoría se perdió en Semana Santa. "En ese sentido hay propietarios de muchos establecimientos que están contentos", asegura Calleja

Se han cancelado los grandes eventos, pero sigue habiendo una gran cantidad de eventos muy importantes que, con la oferta reforzada que tiene la zona, piensan que al menos si no atrae a esa cantidad de gente que venía a consumir en eventos y fechas concretas, va a permitir que a la gente que pasa aquí el verano tenga motivos para seguirlo disfrutando aquí. El área de autocaravanas, instalada en el aparcamiento del polideportivo, está funcionando muy bien, sobre todo el primer fin de semana de apertura de fronteras del País Vasco. En aquella fecha, el único punto que la información meteorológica no daba lluvia era Rioja Alavesa y tuvieron más de 100 autocaravanas en el pueblo. Es un turismo que va a más porque garantiza la convivencia familiar en un sitio en el que es fácil la prevención de medidas y se nota que está siendo muy utilizado. "Y con las mejoras que se han hecho este año, mucho mejor". Para el futuro, para las próximas semanas hay iniciativas que faltan por rematar detalles. Habrá un evento los días 7 y 8 de agosto, que serán catas para seguir potenciando los vinos de Labastida y la figura de Manuel Quintano, que comenzarán con un monólogo teatralizado sobre el vino y que continúa con las bodegas a pie de calle. "Y también estamos preparando conciertos con gente como Puro Relajo, Korrotzi o Gari, el ex de Hertzainak, que van a lograr que la gente no eche de menos esos eventos grandes"ensalza Calleja.

Implicación vecinal La situación en Laguardia "no tiene nada que ver con la de años pasados", explica su responsable, Maribel Rodríguez. "Es verdad que julio no es el mejor mes, por lo menos para Laguardia, porque suele ser mejor septiembre u octubre, aunque agosto del año pasado estuvo muy bien, pero no tiene nada que ver con lo que hemos tenido. Desgraciadamente ahora tenemos otra vez anulaciones de cara a septiembre, sobre todo de pequeños grupos. Y es que la gente viene y ve luego que todo se lleva muy bien, que se cumplen todas las normativas a nivel de higiene, pero les cuesta, les cuesta un poco venir".

Sobre la procedencia señala que viene gente de Euskadi. Al principio, con la apertura de viajes se notó más porque la gente tenía muchas ganas de salir. "Vino mucha gente joven, sobre todo con autocaravanas y con la idea de disfrutar de la naturaleza, de salir. También se notó mucho la presencia de los madrileños, que también tienen muchas ganas de olvidarse de todo, como todos, y este ha sido siempre un destino para muchos de ellos, de toda la vida".

En cuanto a la ocupación hotelera, ya que Laguardia cuenta con excelentes alojamientos como el hotel Villa de Laguardia, Cosme Palacio y otros, parece que algo se va recuperando, aunque poco a poco. "A nivel de los que ofrecen mayor ocupación hay algo menos porque no vienen grupos grandes. Los que más están viviendo son familias, parejas y poco más. Es decir, pandillas de amigos, pero muy pequeñas. En líneas generales yo creo que no están trabajando como suele ser lo habitual".

Respecto de los atractivos de Laguardia, uno de los mejores reclamos del patrimonio visitable es Santa María, porque es el recurso más especial de lo que es la villa medieval. Y va creciendo el número de personas que quieren conocer el Estanque Celtibérico y la Torre Abacial, donde las visitas de la mañana suelen ser las más numerosas, ya que por la tarde hace mucho calor y la gente se retrae un poco más. Tampoco es una cosa accesible a todo el mundo, "porque tiene muchas escaleras y por eso hay un sector de población que de entrada ya te dice que no puede".

En cuanto a las bodegas, empiezan ahora a preguntar, También es verdad que hasta ahora mismo no ha habido mucha oferta, pero tampoco la demanda era especial. "Hasta el momento lo que más nos ha demandado la gente ha sido información de senderismo, espacios abiertos, ruta de dólmenes, ruta de prehistoria€ cosas que hasta ahora no se demandaban en esta zona tanto. Están cambiando las tendencias de lo que solicita la gente", relata.

La suspensión de fiestas y eventos la catalogaba Maribel Rodríguez como catastrófica para Laguardia, sobre todo a nivel de hostelería y restauración. La suspensión de toda la Semana Santa, o la del Día del Gaitero, las fiestas patronales, y la falta de buenas perspectivas de cara al futuro hacen que la gente tenga miedo "y de hecho aquí ya se ha cerrado algún bar, porque después de abrirlo no cuadraban las cuentas. Hay gente con mucho miedo al virus y a la crisis económica que se nos avecina, hay miedo a que tienen que venir temporeros a trabajar y eso se nota".

Durante el confinamiento, los vecinos de Laguardia han sabido sacarle partido a las redes sociales para mantener el contacto con el mundo y promocionar su cultura. Durante la época más dura de la pandemia "las iniciativas de la gente han sido geniales". Eduardo Moreno, director de la Escuela de Música y de la banda ofreciendo conciertos semanales por las redes sociales, al igual que todos y cada uno de los componentes de la banda; o las actuaciones individuales del grupo de danzas de Laguardia desde sus casas, también a través de internet, han sido iniciativas geniales. "La verdad es que se lo han currado un montón y ha sido un descubrimiento para todo el mundo, ya que, aunque es importantísimo el contacto físico, también hay otras opciones y otras alternativas". Pero se sigue prefiriendo lo presencial y de hecho los conciertos que ha organizado Eduardo Moreno en este mes de agosto salieron las entradas y a los 20 minutos ya se habían terminado. "La verdad es que somos de vivirlo en comunidad y presencialmente". Pero las iniciativas que ha habido han sido "para quitarse el sombrero de cómo se lo ha currado la gente, de cómo han intentado quitar un poco de hierro al drama y no solo a nivel institucional, como pueden ser las danzas o la música incluso a las iniciativas nuestras de tratar de apoyar al comercio local con vídeos que pusimos en Youtube, es que ha sido la gente la que se ha implicado, saliendo en Semana Santa a los balcones con los tambores o ha llegado la Feria de Abril y han adornado toda la calle. Laguardia se ha portado chapeau".

Prudencia en Elciego La campaña turística en Elciego, comenta Ana Villarreal, responsable de la oficina municipal de turismo, comenzó tarde por la situación de cierre decretado por la pandemia y tras la apertura de la oficina se comenzó poco a poco a retomar la promoción, "notándose especialmente con la llegada de autocaravanas, que es uno de los valores positivos más importantes que tenemos en nuestro pueblo. El área tiene bastante ocupación".

En lo que respecta al flujo de turistas, en lo que ha sido julio, estuvo dentro de lo que cabía esperar, lo previsible, creo que de forma positiva, "aunque estos últimos días de calor intenso creo que se ha frenado un poco", matizaba. De cara al futuro "creo que todos estamos un poco pendientes de ver qué pasa, porque las noticias que salen hacen que el turista se lo tome con más tranquilidad" a la hora de planificar nuevos viajes.

La gran mayoría de las personas que han pasado por la oficina de turismo procedían de Euskadi, en unos porcentajes similares o algo superiores a lo que puede ser un julio normal dentro de lo que es el volumen que estamos teniendo ahora. Lo que se nota mucho es el descenso de viajeros internacionales. Y es que, explica Ana Villarreal, "lo que pasa es que hay que tener en cuenta como es este territorio. Somos una comarca donde hay tres oficinas de turismo por lo que cuando no pasan por una pasan por otra y tanto mis compañeros como yo damos información de lo que es comarca y no solo de cada pueblo".

Como está sucediendo en las demás instalaciones, "hasta ahora pedían mucha información del tema de bodegas y ahora se interesan también bastante por el tema de paseos, naturaleza, senderos que, en Rioja Alavesa parece que no, pero hay mucho". Uno de los platos fuertes del turismo en esta villa no podrá ser este año, ya que "por las circunstancias conocidas no habrá visitas teatralizadas a Elciego. La situación ha ocasionado que todos los eventos que se organizaban se han frenado, pero confiamos retomarlo al año que viene", desea.

En cuanto al futuro y a proyectos de eventos hacen que en Elciego sean cautelosos en cuanto a lo que es organización de actos. El criterio que se está manteniendo en Elciego es frenar las actividades festivas, como ha pasado con las fiestas de San Roque, el certamen de pintura al aire libre o las fiestas de la Virgen de la Plaza. "En principio no habrá grandes eventos por seguridad", finalizó la responsable de la oficina.

Catas en Labastida. En medio de la restricción para poder desarrollar cualquier tipo de evento, los próximos días 7 y 8 en Labastida se han organizado unas catas para popularizar los vinos de la localidad. Se honrará la figura de Manuel Quintano, precursor de la introducción del vino en Rioja Alavesa. Un monólogo teatralizado sobre el vino, que va a continuar con el programa de bodegas a pie de calle. También se están organizando una serie de actuaciones musicales para amenizar las tardes.

 

"La seguridad nos lleva

a frenar la celebración

de los grandes eventos

y actividades festivas"

Ana Villarreal

Oficina de Turismo de Elciego

"Los veraneantes en Labastida favorecen

el dinamismo de

los establecimientos"

José Manuel Calleja

Oficina de Turismo de Labastida

"Los vecinos han sabido sacar partido a las redes sociales para difundir nuestra cultura"

Maribel Rodríguez

Oficina de Turismo de Laguardia