Vivienda en muy mal estado

Punto y final a una lucha de diez años

Arrancan las obras de demolición del edificio en ruinas situado en el número cuatro de la calle Francia

31.07.2020 | 00:16
La grúa, ayer, realizando las obras de derribo del edificio en ruinas de la calle Francia.

Tras 10 años de lucha, por fin, han comenzado con las obras de demolición en un edificio deshabitado y en ruinas situado en el número 4 de la calle Francia. La petición del derribo del inmueble la realizó el propietario hace dos semanas y se está acometiendo de arriba abajo, con una grúa y a mano. El mal estado en el que se encuentra la vivienda ha impedido a la empresa de demolición acceder al edificio lo que está provocando que la obra se alargue más de lo esperado. Además, hay que tener en cuenta que el edificio tiene unas vigas ligadas al edificio anexo, lo que impide que la demolición sea más rápida. Aun así, tras dos semanas de obras los vecinos de alrededor comienzan a ver la luz al final del camino, ya que el edificio está a punto de desaparecer.

El inmueble en cuestión estaba en muy mal estado, deteriorado y totalmente descuidado por sus propietarios, los cuales no habían hecho ningún tipo de arreglo en la última década. María Luisa Carrasco, vecina del portal 4, indicó a finales de mayo de este año a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA que "el edificio hace muchos años que está deshabitado y cuando se rompieron los cristales empezaron a entrar palomas y llevamos ocho o diez años protestando. Pusieron cartones, telas metálicas y nada, ya que las palomas están ahí continuamente. Tengo una ventana que da al patio, donde estaba La Vitoriana, y se me meten a la cocina y si abro la de calle Francia se me meten en la sala. Estamos denunciando constantemente". Sin duda, una situación que nadie debería vivir en su casa.

El Ayuntamiento, por su parte, entonces aseguró que "si no está dada la licencia de derribo tiene que estar a punto". Casi dos meses después y tras dos semanas de obras los vecinos poco a poco empiezan a recuperar una normalidad por la que llevan luchando diez años.