Foronda recupera mañana los vuelos de pasajeros en un atípico e incierto verano

Ryanair retoma la actividad con los enlaces a Bérgamo y Mallorca, mientras Binter inicia su operativa el viernes con Gran Canaria como destino

01.07.2020 | 01:29
Un grupo de pasajeros desciende de un avión de Ryanair en la terminal alavesa. Foto: Jorge Muñoz

vitoria – El aeropuerto de Foronda se prepara ya para recuperar a partir de mañana los vuelos de pasajeros. Cuatro meses después, la terminal alavesa inicia una incierta campaña de verano en la que nadie sabe muy bien qué depararán los próximos meses en materia turística. Por el momento, los primeros vuelos de Ryanair y Binter despegarán sin problemas de plazas, algo que de no mediar la pandemia sería extraño en estas fechas.

El vuelo inaugural de la era postcovid despegará mañana a las 22.00 horas rumbo al aeropuerto de Bérgamo de la mano de Ryanair, aterrizando en el aeródromo italiano a las 23.50 horas. El viernes, la aerolínea irlandesa retomará la ruta con Palma de Mallorca, partiendo de Vitoria a las 15.40 horas y aterrizando en la isla balear a las 16.55 horas. Por su parte, Binter Canarias dará el viernes el pistoletazo de salida a su operativa en Foronda con el vuelo a Gran Canaria, que saldrá de la pista alavesa a las 20.40 horas y llegará a la isla a las 22.50 horas. Binter empezará así a unir Vitoria con Gran Canaria todos los viernes, y a partir del 22 de julio añadirá la segunda ruta prevista, a Tenerife Norte, los miércoles. De cualquier forma, la compañía facilita de manera gratuita los vuelos en conexión entre los aeropuertos de Canarias, pudiendo hacer transbordo para viajar después a cualquier otra isla del archipiélago canario.

En cuanto a Ryanair, la aerolínea con sede en Dublín ha optado por variar la programación de vuelos que tenía prevista inicialmente para este verano en Foronda, tanto en lo que a fechas como a destinos respecta, apostando ahora por poner a la venta para julio sólo los enlaces que puede garantizar, los citados a Milán (Bérgamo) y Mallorca, mientras los vuelos a Sevilla y Málaga verán retrasada su vuelta hasta principios de agosto, el día 1 en ambos casos, al no poder garantizar la compañía su recuperación en julio. Sin embargo, la ruta desde Vitoria que Ryanair ha optado no ya por retrasar, sino directamente por suspender, es la que une Foronda y Colonia, que ha desaparecido de la programación prevista para este verano.

Desde que el coronavirus obligara a suspender los vuelos de pasajeros, la incertidumbre sobre cuándo y cómo se retomaría la actividad ha sido una constante, lo que ha despertado más de un quebradero de cabeza a viajeros, aerolíneas y agencias de viaje. Binter, por ejemplo, fue retrasando una y otra vez el inicio de sus vuelos desde Vitoria, previstos para abril, hasta el punto de fijar los primeros viajes en octubre, lo que generó cancelaciones y cambios de planes en los viajeros.

Finalmente, por sorpresa, la aerolínea decidió dar un paso al frente y volar desde Foronda en verano a raíz de "las nuevas condiciones propiciadas por la mejora del contexto sanitario, que han hecho posible poder garantizar la seguridad gracias a la implantación de protocolos de prevención y medidas sanitarias a lo largo de todas las fases del proceso de vuelo", según la compañía. Ryanair también fue retrasando los primeros vuelos en función de cómo variaba la situación sanitaria, aunque fue de las primeras aerolíneas europeas en anunciar que retomarían su actividad desde principios de julio.

¿Y qué se encontrarán los pasajeros que vuelen este verano desde Foronda? En principio, según informó el ejecutivo central, el protocolo de seguridad se centrará sobre todo en las rutas internacionales, que en el caso de Foronda se limitará este verano al enlace con Milán. En este caso, Aena y el Ministerio de Sanidad han diseñado un protocolo que controlará a los pasajeros que aterricen llegados de Italia con cámaras de temperatura y digitalizará el registro de los datos de su localización por si fuera necesario rastrearlos. El protocolo general también incluye carteles informativos, dispensadores de gel hidro alcohólico, marcas y huellas de distanciamiento, mensajes en las pantallas digitales, mamparas protectoras y mensajes de megafonía que cada poco tiempo informarán a los pasajeros de la necesidad de llevar puesta la mascarilla en todo momento o de mantener la distancia.

sin vuelos chárter De cualquier forma, la pandemia del covid-19 ha provocado que Foronda sufra este verano una campaña muy alejada de lo que se preveía hace apenas unos meses en lo que al volumen de pasajeros respecta. Salvo los enlaces regulares, que se pondrán en marcha desde mañana de forma paulatina, las operativas chárter han quedado finalmente canceladas en su totalidad, empezando por los viajes que iban a unir semanalmente Vitoria con la isla tunecina de Yerba durante julio y agosto.

Tampoco han sobrevivido los vuelos vacacionales puntuales, y esta misma semana el coronavirus se ha cobrado finalmente los dos últimos enlaces chárter que todavía permanecían en pie para viajar desde Foronda este verano. De este modo, los viajes que iban a despegar rumbo a Polonia y Croacia el 3 de agosto quedaron ayer cancelados, y a los clientes que habían reservado sus vuelos se les devolverá la totalidad del dinero pagado, sin recurrir a bonos como en el caso de algunas aerolíneas con los vuelos regulares.

A principios de junio se cancelaron también los dos enlaces chárter programados rumbo a Menorca. Los viajes, que iban a partir los días 22 y 29 de agosto con destino al aeropuerto de Mahón, tenían a Air Nostrum como compañía encargada de la operativa, pero tampoco sobrevivieron a la incertidumbre que la pandemia ha sembrado en la campaña turística y aeroportuaria de este verano. Los vuelos vacacionales con destino a Polonia (3 de agosto), Croacia (3 de agosto) y Alemania y Países Bajos (26 de agosto), también se han quedado por el camino por culpa del coronavirus.