Vitoria abona pagos pendientes por el arreglo de viviendas

El Ayuntamiento paga otros259.131 euros en subvenciones por obras de rehabilitación

30.06.2020 | 03:11

vitoria – El consejo de Ensanche 21 dio ayer luz verde al abono de ayudas para la rehabilitación de vivienda pendientes y que ya tienen el fin de obra verificado. En total, la sociedad municipal pagará 259.131 euros. Desde finales de la pasada legislatura, el gobierno Urtaran activó el pago de importes concedidos a particulares y comunidades de vecinos para obras de accesibilidad, reforma y rehabilitación de viviendas que estaban pendientes del certificado de final de obra.

Entre 2015-2018 se lanzaron convocatorias de ayudas por un presupuesto total de 9,4 millones de euros. Durante esos cuatro años, las comunidades de vecinos habían presentado fines de obra por valor de 5,5 millones de euros. En mayo de 2019 se hizo un último pago de 1,2 millones y esos 5,5 millones estaban ya pagados.

Quedaron pendientes aproximadamente 3,9 millones de euros que el gobierno municipal se comprometió a ir abonando a medida que se vayan certificando los fines de obra y la sociedad disponga de fondos.

En noviembre de 2019, la presidenta de Ensanche 21, Ana Oregi, propuso al consejo de la sociedad poner al día el pago de las ayudas ya certificadas y resueltas que suponían un total de 431.747 euros y posteriormente se han seguido abonando ayudas pendientes.

Recientemente, el Ayuntamiento transfirió 500.000 euros para seguir cubriendo el pago de las ayudas que se van certificando y con el pago aprobado hoy, del millón y medio aproximado que quedaba pendiente ya se han resuelto ayudas por valor de esos 500.000 euros. Según Oregi, "seguiremos abonando las ayudas concedidas y certificadas como nos comprometimos y vamos ejecutando, según la sociedad va disponiendo de fondos".

revisar el modelo En ese sentido, el consejo de Ensanche 21 ha acordado también constituir el grupo de trabajo para revisar el modelo de norma de ayudas. La presidenta llevó a un consejo reciente la propuesta de modificar el sistema de ayudas y sustituirlo por un nuevo modelo con el que poder llegar a las personas que más necesidad de apoyo tienen para poder abordar reformas en sus viviendas y para que realmente se lleven a cabo las rehabilitaciones de los edificios que más lo necesitan y que con el actual sistema de ayudas en la mayoría de los casos se quedan fuera.