42 residentes enfermos

La Diputación agradece a Médicos sin Fronteras su asesoramiento

La entidad ha colaborado durante la pandemia con las residencias para personas mayores

23.05.2020 | 01:23
Ramiro González y Emilio Sola, ayer, durante el acto de agradecimiento. Foto: Cedida

Vitoria – El diputado general, Ramiro González, agradeció ayer a Médicos sin Fronteras su labor de asesoramiento a las residencias para personas mayores de Álava en materia de establecimiento de protocolos y medidas de prevención y control de la covid-19.

El diputado general, acompañado por el diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, de personal político y técnico del departamento, del Instituto Foral de Bienestar Social y de OSI Araba, se encontró con Carmen Ramírez de la Piscina, coordinadora del equipo covid-19 Euskadi de MSF, y con el logista Álvaro Sicilia.

El homenaje coincidió con un nuevo balance de la institución foral sobre la situación de las residencias del territorio en el marco de la pandemia. En concreto, a fecha de 20 de mayo, el número de personas contagiadas por covid-19 ha vuelto a reducirse entre los usuarios de las residencias para mayores de Álava, con un total de 42 residentes enfermos, 18 menos que en el informe de seguimiento del pasado martes.

La cifra de personas con positivo por coronavirus es, además, nueve veces menor a la registrada durante el pico de la pandemia en las residencias alavesas a mediados del mes de abril. Asimismo, los centros residenciales se encargan de atender a la mayor parte de las personas con coronavirus (38) y "han derivado a los hospitales a cuatro de estas personas. Del total de casos positivos, 24 son personas usuarias de los centros privados que hay en Álava, y las otras 18 viven en residencias forales", prosiguieron. También destacaron que sigue el crecimiento de personas recuperadas, que son ya 374. "Además, en las últimas horas, no se han registrado nuevos contagios, ni ningún nuevo fallecimiento en los últimos once días". Desde el inicio de la crisis sanitaria, un total de 140 personas usuarias de residencias para personas mayores han fallecido en centros residenciales y hospitales. De ellas, 72 residían en centros privados, 66 en residencias forales y las dos restantes en viviendas comunitarias de municipios de menos de 20.000 habitantes. En el ámbito de las residencias de personas con discapacidad, continúa la misma tendencia, con el aumento de residentes que han superado la enfermedad, 38, y la disminución de positivos.