Los efectos del estado de alerta

Los 1.500 ERTE presentados en Álava afectan a 18.000 trabajadores

SEA estima en 4.500 los expedientes totales a los que se puede llegar y la repercusión sobre 50.000 empleados

26.03.2020 | 01:55

Vitoria – La catarata de 1.592 expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) presentados por las empresas alavesas desde que brotó la pandemia del coronavirus afecta ya a un total de 18.172 empleados. DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA ha tenido acceso a los últimos datos de SEA Empresas Alavesas, según el recuento de documentos registrados ante las autoridades laborales con fecha de ayer.

En ese cómputo de más de millar y medio están contabilizados los dos de las grandes factorías de Álava, Mercedes Benz y Michelin, que elevan la cifra de empleados por encima de la barrera de los 18.100. No parece que vaya a detenerse en esa cantidad la presentación de esas regulaciones temporales y pueden verse aumentados hasta alcanzar los "4.500 expedientes de regulación temporal con incidencia directa sobre un total de 50.000 trabajadores en Álava", reveló con contundencia Juan Ugarte, director general de SEA.

En las últimas fechas se ha venido contemplando como posibilidad para frenar al covid-19 el parón total de la actividad, con la excepción de aquellas industrias básicas y de primera necesidad. La repercusión de este posible escenario en territorio alavés supondría enviar al paro a un colectivo de 120.000 trabajadores. Semejante masa de personal en las listas del desempleo elevaría hasta una "cantidad de 190 millones de euros al mes la que debieran abonarse en concepto de pago por las prestaciones del paro", desglosó Ugarte. Además esa situación supondría para los trabajadores alaveses "dejar de cobrar unos 80 millones de euros", analizó el director general de SEA Empresas Alavesas.

La organización empresarial ha realizado también esos mismos cálculos en el escenario de toda la comunidad autónoma y las cifras se elevarían hasta los 1.200 millones de euros al mes en pago de prestaciones por desempleo y 500 millones de euros que dejarían de cobrar los trabajadores vascos afectados.

El expediente de regulación temporal de empleo supone para los trabajadores pasar a cobrar el 70% de la base reguladora de los últimos seis meses, incluida la parte proporcional de las pagas adicionales y vacaciones. La horquilla de los salarios se reduce a los 1.098,09 euros brutos para trabajadores sin hijos, 1.254,96 euros también brutos si se tiene un hijo a cargo y subiría hasta los 1.411,83 euros en el caso de aquellos que tengan dos o más retoños. Superado el medio año de regulación temporal pasa a tomarse en cuenta el 50% de la base reguladora para calcular el salario.

A estas cantidades puede añadirse, en caso de llegar a un acuerdo con la empresa correspondiente, un pequeño porcentaje que añada como complemento y que puede elevar esa base hasta un 80% u 85%.

Más de 80.000 trabajadores En el global de la CAV la cifra se eleva hasta un total de 10.635 expedientes de regulación temporal de empleo motivados por una causa de fuerza mayor como el coronavirus. Hay afectados un total de 80.979 trabajadores, lo que supone 17.738 más que en la jornada del martes, según la información remitida por la dirección de Trabajo a sindicatos y patronal. Por territorios, en Gipuzkoa se han presentado 3.462 ERTE con 25.561 trabajadores afectados, 5.581 en Bizkaia y son 36.706 los trabajadores implicados. Los números aumentan día a día, y en una sola jornada han sido 17.738 los trabajadores afectados en los 1.703 los expedientes presentados.