Tras el desprendimiento en Zaldibar

El Gobierno Vasco pide a Vitoria aceptar "la mayor cantidad posible de residuos"

Una orden del departamento de Medio Ambiente cursa esta solicitud al Ayuntamiento gasteiztarra

06.03.2020 | 01:23
Vista general de una zona del vertedero gasteiztarra de Gardelegi que se debe preparar para recibir residuos industriales no peligrosos.

VITORIA – El recinto de Gardelegi debe estar en condiciones para recibir la mayor cantidad posible de residuos industriales no peligrosos que se generen en el ámbito territorial. Así se especifica en el segundo punto de la resolución de una orden del departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco dirigida al Ayuntamiento de Gasteiz, y a la que ha tenido acceso DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA. Este punto en concreto fue analizado y debatido ayer en una sesión extraordinaria del denominado grupo de residuos donde están representados todos los grupos con representación municipal. La orden del departamento que encabeza el socialista Iñaki Arriola establece las medidas temporales de urgencia a los gestores y productores de residuos no peligrosos de Euskadi, después de la tragedia acaecida en el vertedero vizcaíno de Zaldibar hace hoy justo un mes.

Junto a esa petición específica dirigida al Ayuntamiento de Gasteiz, como gestor de un vertedero público, se anuncia también el periodo de vigencia de esta medida. El plazo en el que Gardelegi debe estar preparado para recibir esa ingente cantidad de residuos será inicialmente de 12 meses, aunque podrá ser ampliado por causas justificadas. Se estima que un año es el periodo suficiente para lograr los objetivos buscados en cuanto a dar cabida en un recinto alternativo tras el colapso al que ha llegado el equipamiento de Zaldibar. Dada la situación de urgencia existente en este momento en la Comunidad Autónoma en materia de gestión de residuos no peligrosos de origen industrial, procede el dictado de una orden por parte del área de Medio Ambiente en la que se impongan medidas urgentes temporales a los distintos operadores implicados.

Gestión de residuos en Euskadi El súbito derrumbe de la ladera del basurero vizcaíno dejó sin lugar de destino final a las 500.000 toneladas de residuos anuales que se venían depositando en Zaldibar. A este desgraciado hecho, que mantiene todavía a día de hoy a dos operarios sepultados entre los residuos, se une la necesidad de encontrar destino a las 350.000 toneladas anuales que se eliminaban mediante su depósito en el vertedero de Mutiloa. Ante esta situación se convocó, el 17 de febrero, una mesa de trabajo con los titulares de los vertederos públicos y privados de Euskadi en aras a la búsqueda de soluciones inmediatas de destino para esas 850.000 toneladas gestionadas hasta la fecha en las instalaciones de Verter Recyling y Mutiloa. Esta necesidad se debe tener en cuenta en el marco de la gestión anual de residuos no peligrosos que son eliminados mediante su depósito en vertederos controlados de la CAV y que asciende a 2,2 millones de toneladas. Diez días después de ese cónclave la totalidad de vertederos contestaron exponiendo su situación actual y posibilidades de admisión de cantidades excedentarias de residuos a corto y medio plazo. Tras analizar las mismas cifraron en 440.000 toneladas anuales como su capacidad adicional disponible, frente a las 850.000 que ofertaban los dos vertederos objeto de cierre.

disponibilidad de gardelegi Ante ese llamamiento realizado por el Gobierno Vasco de encontrar vertederos disponibles, el recinto alavés podría llegar a admitir la entrada de "23.000 toneladas de residuos catalogados como no peligrosos, generados en Álava, que no estaban entrando en el vertedero de Gardelegi y que, a priori, podrían ser admisibles en el recinto". Así lo recogió un informe técnico municipal redactado en el departamento de Territorio y Acción por el Clima en respuesta al un requerimiento de la viceconsejería de Medio Ambiente.

Estas 23.000 toneladas supondrían un 23% más de las que actualmente recibe la infraestructura municipal cada año y un 3% de la capacidad restante del vertedero. Los productores de estos residuos deberían solicitar el vertido de sus residuos en Gardelegi y, en caso de que realmente cumpliesen los requisitos marcados en el reglamento de servicio, serían admisibles.

Además, el informe plantea que se va a trabajar en todo momento en la hipótesis de que estas entradas se produzcan en un único año, debiéndose de hacer un nuevo estudio, adicionando las experiencias obtenidas en caso de que se desee prorrogar como deja abierta esa orden.

Los datos

Zaldibar. El recinto vizcaíno sufrió un repentino colapso el pasado 6 de febrero con el deslizamiento de una ladera que arrastró y sepultó a dos operarios aún hoy sin localizar. Gestionado por Verter Recycling Recibía 500.000 toneladas al año.

Mutiloa. El vertedero de esta localidad guipuzcoana, gestionado por Cespa Conten se cerró a finales de este mes por haber alcanzado y llegado al llenado de sus instalaciones. Recibía 350.000 toneladas al año.

Ofrecimiento de vertederos. Los diferentes vertederos públicos y privados de Euskadi están en disposición de recibir 440.000 toneladas anuales, frente a las 850.000 que entraban en los dos recintos ahora inutilizados.

la cifra

38

Euros por tonelada en Gardelegi. En Zaldibar el precio por cada 1.000 kilos era de 22 euros.