Una mujer de 38 años

Intenta robar en una tienda de Vitoria y arremete contra los vigilantes que se lo impidieron

Los hechos tuvieron lugar sobre las 16.00 horas del sábado en el Centro Comercial Gorbeia

16.02.2020 | 15:16
Dos ertzainas en labores de vigilancia, ajenos a la noticia

VITORIA. Una mujer de 38 años de edad fue detenida este pasado sábado en Vitoria, acusada de un delito de robo con violencia, tras atacar al personal de seguridad de un comercio del Centro Comercial Gorbeia, después de que fuera sorprendida cuando intentaba llevarse sin pagar diversos objetos.

Sobre las cuatro de la tarde de ayer, la Ertzaintza recibía el aviso de los responsables de un comercio del Centro Comercial Gorbeia, según el cual una mujer había sido sorprendida cuando intentaba llevarse sin pagar diversos objetos, entre ellos, dos pares de gafas, y al darle el alto la sospechosa había reaccionado de forma especialmente agresiva contra el personal de seguridad.

Según ha informado el Departamento de Seguridad, una patrulla de la Ertzaintza se personaba en el lugar, de manera que sus componentes eran informados por el personal de seguridad de lo que había ocurrido. Así, les informaban de que uno de los vigilantes había visto cómo la sospechosa intentaba arrancar con los dientes la alarma de un par de gafas, al tiempo que tenía otro par en la otra mano. Ante este hecho, el vigilante le daba el alto cuando intentaba abandonar la tienda sin abonar las gafas, a lo que la mujer hacía caso omiso.

Esto hacía que intervinieran otros dos vigilantes, que le cerraban el paso, ante lo que la mujer reaccionaba violentamente, atacándolos. Una vez controlada la situación, los responsables de seguridad daban aviso a la Ertzaintza.

Con esta información, los agentes identificaban a la sospechosa como una mujer de 38 años de edad. Asimismo, registraban la mochila de la mujer, encontrando en su interior tres pantalones, entre otros objetos.

Dos de ellos eran reconocidos por el personal de la tienda como propios del comercio, y tampoco habían sido pagados. El tercer pantalón, como se confirmaba posteriormente, había sido presuntamente sustraído en una tienda del Casco Viejo gasteiztarra.

Por todo ello, después de realizar las oportunas comprobaciones, los ertzainas procedían a la detención de la sospechosa por un delito de robo con violencia, trasladándola acto seguido a dependencias policiales.