21 menores estrenarán curso escolar en la escuela rural de Barrundia

El edificio Ekinbide acogerá a 15 alumnos de educación Infantil y otros seis de Primaria

14.02.2020 | 06:18
Ozaeta.

Ozaeta - Finalizado ya el periodo de matriculación, un total de 21 menores se han inscrito en la recién creada Barrundia eskola txikia, que abrirá sus puertas el próximo curso escolar, como ya anunció DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA el 17 de enero. Quince de ellos cursarán educación Infantil y otros seis harán lo propio en Primaria.

La mayoría son de Barrundia y el día 25 de este mes se publicarán las listas de solicitudes. La escuela se ubicará en el edificio Ekinbide, antiguo Ayuntamiento, y para su acondicionamiento, el Consistorio de Barrundia invertirá 74.600 euros. Para poder abrir sus puertas el próximo curso escolar, el Ayuntamiento espera adjudicar el proyecto arquitectónico la próxima semana. Después dispondrá de un mes de plazo para elaborar el citado proyecto y la dirección de obra y poder así adjudicar los trabajos, según informaron ayer.

La consecución de esta escuela ha sido fruto de años de trabajo. Tal y como reconoce el alcalde de Barrundia, Igor Medina Isasa, es "un proyecto fundamental para nuestro municipio porque si queremos pueblos vivos, tenemos que cuidar de nuestro futuro y tener la oportunidad de que los niños y niñas crezcan aquí y para ello es imprescindible contar con una escuela", manifestó.

El municipio de Barrundia cuenta con cerca de 880 vecinos y vecinas, de los que 85 son niños y niñas de entre 2 y 12 años. En la actualidad, de las trece localidades que componen el municipio, los niños mayores de 3 años deben ir a otros pueblos a estudiar diariamente. Los más pequeños, en cambio, tienen escuela infantil en Ozaeta. Pero vecinos y vecinas del municipio crearon la asociación Etxeako y llevan varios años trabajando para abrir una escuela rural en Ozaeta.

Al igual que en otras escuelas, quienes vivan a más de dos kilómetros de distancia del centro tendrán la posibilidad de tener transporte escolar. El comedor local, en cambio, quedará en manos de la asociación de padres y madres. En manos del departamento de Educación está ahora contratar al profesorado. - E.S.P./DNA