Se soterrarán 4 kilómetros de cables

Álava da luz verde a la fibra óptica por izki

Mejorará la comunicación entre Bernedo y Campezo
Se soterrerán cuatro kilómetros de cables

06.02.2020 | 06:24
Vista del parque natural de Izki, situado al sur del territorio histórico de Álava.

Vitoria - El departamento foral de Medio Ambiente ha emitido el informe de impacto ambiental del proyecto de instalación telefónica de banda ancha en el parque natural de Izki, que había solicitado Telefónica de España, aunque durante las obras se deberán tener en cuenta medidas de protección medioambientales y arqueológicas.

El proyecto se propone para mejorar el servicio de comunicaciones entre las centrales de Bernedo y Santa Cruz de Campezo. La obra contemplada permitirá la ampliación de 16 enlaces de fibra óptica y cubrir las necesidades de comunicación entre ellas. Para ello se propone instalar una nueva infraestructura canalizada de cable de fibra óptica entre San Román de Campezo y Bujanda.

Este cable de fibra óptica se pretende alojar en una zanja de 3.945 metros de longitud que alojará un triturbo enterrado para albergar el cableado, y cuya anchura será de 0,25 metros y su profundidad de un metro. Asimismo, se instalarán un total de 14 arquetas.

De acuerdo con el proyecto presentado en la Diputación de Álava, un total de 1.600 metros aproximadamente discurrirían por un camino agrícola fuera del espacio natural protegido de Izki, mientras que otros 1.700 metros aproximadamente discurrirían por un sendero que se corresponde con una pista forestal que pasa por zona de conservación activa, y en menor medida por zona de progresión, además de la zona periférica de protección, según consta en el plan de ordenación de los recursos naturales de Izki en vigor. Los 645 metros finales antes de llegar al pueblo de Bujanda discurren por un camino agrícola externo al espacio natural protegido de Izki.

Durante la realización de las obras está previsto ejecutar la excavación de la zanja, efectuar acopio de materiales de excavación, llevar a cabo el tránsito de vehículos pesados y utilización de maquinaria necesaria para las obras, realizar el relleno de zanja y restitución del terreno. Según señala Telefónica, se realizará preferentemente con el material extraído para la realización de la zanja y recuperando la topografía original del terreno.

Asimismo, en cuanto a la instalación de cable de fibra óptica por la nueva zanja e instalación de 14 arquetas de registro se prevé el acopio de materiales, el tránsito de vehículos pesados y utilización de maquinaria necesaria para las obras y la generación y gestión de residuos derivados de las obras.

Tras recabarse los informes preceptivos de los departamentos e instituciones que tienen que manifestar sus reparos o la ausencia de los mismos se destaca en el informe que el servicio de museos y arqueología de la Diputación indica que se requiere de un control arqueológico porque "se van a realizar cuatro kilómetros de zanja para embutir el cableado en terrenos donde podría existir restos arqueológicos, desconocidos hasta ahora porque la zona no ha sido objeto de una prospección arqueológica exhaustiva".

Por otra parte, el Gobierno Vasco ha emitido un informe en el que se resaltan algunas carencias del documento ambiental que, a su juicio, recomiendan revisarlo y reformularlo nuevamente. Concretamente, se alude a que en ningún momento se concluye si el proyecto es compatible o no con la normativa del espacio natural protegido de Izki, a que no se ha tenido en cuenta el segundo plan de ordenación de los recursos naturales del parque natural de Izki aprobado provisionalmente el 2 de abril de 2019, a que no se recoge adecuadamente la condición de Izki como zona especial de protección para las aves, y a que no se ha contrastado adecuadamente la normativa del espacio Red Natura 2000 de Izki.

Asimismo, se alude a que "si bien el tramo entre San Román de Campezo y la carretera A-3136 discurre por pistas agrícolas, el tramo desde esta carretera hasta Bujanda no se apoya sobre una pista, ya que como mucho se trata de un sendero". En este sentido se alude a que la nueva normativa en tramitación "señala que las infraestructuras lineales subterráneas (colectores, conducciones de agua, redes de telecomunicaciones, líneas eléctricas, etc.) se apoyarán preferentemente en las infraestructuras y servidumbres existentes, una vez evaluadas adecuadamente e informadas favorablemente por el órgano gestor".

Finalmente, concluye que deberá ser la Diputación de Álava quien se pronuncie sobre si el proyecto es compatible con la regulación de usos que es de aplicación en el espacio natural protegido de Izki, algo que se informó favorablemente en septiembre de 2019 por el servicio de Patrimonio natural de la Diputación autorizando con condiciones la actuación.

Al detalle

Informe favorable. El departamento foral de Medio Ambiente ha emitido el informe de impacto ambiental del proyecto de instalación telefónica de banda ancha en el parque natural de Izki, que había solicitado Telefónica de España, aunque durante las obras se deberán tener en cuenta medidas de protección medioambientales y arqueológicas.

El proyecto. El proyecto se propone para mejorar el servicio de comunicaciones entre las centrales de Bernedo y Santa Cruz de Campezo. La obra contemplada permitirá la ampliación de 16 enlaces de fibra óptica y cubrir las necesidades de comunicación entre ellas. Para ello se propone instalar una nueva infraestructura canalizada de cable de fibra óptica entre San Román de Campezo y Bujanda. Este cable de fibra óptica se pretende alojar en una zanja de 3.945 metros de longitud que tendrá una profundidad de un metro.

La cifra

4

Kilómetros. Son los que se soterrarán de cables de fibra óptica.

noticias de noticiasdealava