No sale adelante la OPE de 17 puestos

La negativa conjunta de la oposición frena el incremento en las tarifas de Tuvisa

El consejo de la sociedad celebrado ayer ni siquiera llegó a votar la medida de la subida

31.01.2020 | 06:23
Autobús híbrido de Tuvisa detenido en un semáforo de la Avenida Judimendi.

VITORIA- Los más de 44.000 viajeros que a diario se suben a alguno de los autobuses de Tuvisa no van notar en su bolsillo ningún incremento al alza en el coste de las diferentes modalidades de billete. El consejo de administración de la sociedad municipal celebrado ayer decidió retirar del orden del día el punto referido a la revisión y actualización de tarifas para el presente año. La negativa conjunta de los consejeros de los grupos de la oposición, EH Bildu, PP y Elkarrekin, expresada antes del cónclave, motivó que los representantes del equipo de gobierno, PNV-PSE, evitaran escenificar en la votación final su inferioridad y el consiguiente rechazo a esta medida. Tras esta decisión, los usuarios que hoy se suban al autobús seguirán abonando 0,60 céntimos, si utilizan la tarjeta Bat, como medio de pago más utilizado cada año (55%) o los 1,40 euros por el pago en metálico de un billete sencillo.

Este incremento "moderado y sostenible" que planteaba Tuvisa estaba enfocado a actualizar un listado de precios que no ha sufrido retoque alguno desde el año 2017. En la argumentación de la sociedad municipal se justificaba también la mayor recaudación que pudiera suponer la subida de precios para hacer frente al aumento y mejora del servicio o la renovación de la flota.

Esta decisión de plantear ayer la subida de tarifas se filtró el pasado martes, justo después de que la sociedad municipal recurriera una poco habitual rueda de prensa para airear su nueva mejor marca de 16,2 millones de viajeros transportados en el finiquitado año 2019. La convocatoria de ese consejo de administración enmarcado en una jornada de huelga general como la de ayer fue también objeto de crítica por parte de alguno de los grupos de la oposición, especialmente desde EH Bildu. Esta coincidencia llevó a Elkarrekin a solicitar el aplazamiento de la medida ante la "falta de debate e improvisación de la presidencia", enfatizó su portavoz Óscar Fernández. A pesar de la jornada de paro, los dos representantes de EH Bildu acudieron a las 13.00 horas a la celebración del consejo y criticaron las formas de plantear una "subida no negociada, no acordada y que no cuenta con el respaldo de la mayoría del consejo. El gobierno ha intentado aprovecharse de una convocatoria legal de huelga para alterar las mayorías existentes, y tratar de imponer una subida en el billete", recriminó el consejero abertzale Félix González. La misma línea argumental siguió el consejero popular, Alfredo Iturricha, reacio a cualquier "subida del precio del billete y de la receta de Gorka Urtaran de querer subirnos los impuestos, en este caso a través del pago del autobús".

para el próximo consejo La reunión de ayer sirvió únicamente para dar luz verde a un tema menor. Desde el equipo de gobierno lamentaron el "bloqueo" puesto en práctica por los grupos de la oposición. Remarcaron la "absoluta necesidad" de acometer la actualización tarifaria para hacer frente al "aumento de gastos que se prevé para los próximos años y a propia la viabilidad de la sociedad". Las mismas fuentes del gobierno municipal ratificaron su intención de "volver a tratar el asunto" en el consejo de administración del próximo 20 de febrero.

De la misma forma, desde el equipo de gobierno se solicitó a los grupos presentes en el consejo que complementen o planteen aportaciones a la propuesta que se planteó ayer desde la presidencia y la gerencia de Tuvisa. Toca ahora abrir un proceso de negociación y buscar el apoyo de un grupo político que pueda respaldar una subida de precios y concretar ese posible incremento.

las cifras

noticias de noticiasdealava