Las Juntas no logran un consenso sobre el pozo de gas Armentia-2

Ninguna de las cinco mociones presentadas por los grupos en el Pleno cuenta con el apoyo suficiente

23.01.2020 | 06:22
Protesta contra el proyecto.

Vitoria - El Pleno de las Juntas Generales de Álava no logró acordar ayer un texto consensuado en relación al proyecto de exploración y extracción de gas del pozo Armentia-2, ubicado en la localidad alavesa de Subijana. Ninguna de las cinco mociones presentadas por cada uno de los grupos junteros, a raíz de una iniciativa de EH Bildu que requería la suspensión del plan, contó con el apoyo suficiente de la Cámara foral para que saliera adelante y puso en evidencia los diferentes matices políticos de cada formación.

El PNV defendió "la necesidad del proyecto" por medio de su juntero Roberto González, quien recalcó que el gas natural "está destinado a jugar un papel clave en la transición energética, disminuye un 15% la huella ecológica y dota de autosuficiencia energética". Además, hizo hincapié en que "el proyecto ha obtenido la declaración de impacto ambiental favorable". "Es un proyecto adecuado y respetuoso con el medio ambiente", remarcó.

Su socio de gobierno, el PSE, se posicionó sin embargo contra la explotación de gas. El socialista Daniel Senderos apostó por "definir el modelo energético de Álava de cara a acometer su transición", aunque admitió que mientras esta se produzca "hay que seguir abasteciendo de energía" a la población.

El portavoz de EH Bildu, Kike Fernández de Pinedo, calificó como de "incoherente la postura del PNV" que, dijo, "un día declara la emergencia climática y al día siguiente promueve la extracción de un pozo de gas", y avisó que "la afección ambiental es máxima" al poner en peligro el acuífero de Subijana, "la mayor reserva de agua subterránea del País Vasco".

Por su parte, el procurador de Elkarrekin Araba, Damián García Moreno, alertó del peligro ambiental que supone el proyecto de extracción de gas. "Hay riesgo de accidente, de contaminación del acuífero y de que el pozo se convierta en un sumidero", apostilló.

Por su parte, Borja Monje, juntero del Partido Popular, cuestionó la declaración ambiental favorable dictada por el Gobierno de España cuando "el anterior gobierno bajo mandato del PP no la avaló, al existir riesgo para el acuífero de Subijana". "Si no ha cambiado nada, ¿por qué ahora se aprueba?", ha preguntado.

Las Juntas no consiguieron lo que sí logro el pleno del Ayuntamiento de Vitoria el pasado viernes, al reclamar la retirada definitiva del proyecto y aprobar no conceder la licencia de explotación. - Efe / Foto: J.M.