Plantea crear una ponencia

Álava urge a revertir el déficit de inversión en carreteras de la crisis

El diputado de Movilidad alerta de que a partir de 2026 se necesitarán entre 12 y 13 millones para mantener sólo los 176 kilómetros de vías de alta capacidad

21.01.2020 | 06:26
Trabajos de asfaltado en la carretera que une Manzanos y Melledes. Como enfatizó ayer el diputado de Infraestructuras viarias, Javier Hurtado, durante la comisión del ramo, "las políticas de movilidad no son cosa de un único diputado.

Vitoria - Desde hace años, Álava ha estado a la cabeza de carrera en cuanto a mejora y conservación viaria, y así se lo han transmitido varios amigos y allegados a Javier Hurtado, desde que el pasado año cogió la cartera foral de Infraestructuras y Transportes. "Mucha gente se me ha acercado para contarme la misma anécdota, pero con distintas versiones: que cuando eran pequeños no había carteles, pero siempre sabían cuándo llegaban a Álava por el firme de las carreteras y por la diferencia que había en su seguridad y conservación. Este orgullo es el que pretendemos hoy recuperar", destacó Hurtado, quien ayer, durante la comisión del ramo advirtió a los diferentes grupos de la cámara de que el territorio histórico corre el riesgo de estar "en el pelotón" en cuanto a mejora y conservación, si no se revierten "los 10 años de déficit" de inversiones, desde que los recursos se redujeron drásticamente a raíz de la última crisis económica, lo que produjo un "paulatino descenso del presupuesto asignado al departamento desde el año 2007 que ha originado también una caída en la mejora y refuerzo de firmes".

Con el fin de definir la gestión y mantenimiento de las vías de alta capacidad, y "teniendo en mente la fecha de 2026", que será cuando finalice la concesión de la AP-68, momento en el que los kilómetros de responsabilidad de la Diputación aumenten un 45%, Hurtado planteó crear una ponencia -que contó con el apoyo de los grupos- con el fin de adoptar un "modelo integral", con amplios consensos, que trascienda legislaturas para mejorar en seguridad y en las bonificaciones a los usuarios frecuentes de la AP-68.

Dicho órgano invitaría a participar a técnicos y cargos, forales, representantes de otras instituciones, operadores logísticos, profesionales del sector del transporte y otros expertos, quienes tras realizar un análisis de la situación actual, del contexto de la UE y de los modelos de financiación y gestión, se tendría que elegir entre la mejor opción para aumentar la inversión a través de tres formas: vía presupuesto, impuestos especiales o el pago por uso. Se tomaría mediante un debate "con tiempo suficiente" para reflexionar en profundidad sobre el momento actual y el escenario futuro, cuando finalice la concesión de la AP-68.

No en vano, la realidad, como ilustró Hurtado, es que la partida presupuestaria para la mejora del firme ha sido "subestimada y no sólo en Álava, sino en toda Europa. El pasado ejercicio, por ejemplo, destinamos 10,3 millones a la conservación de los 1.400 kilómetros de la red foral de carreteras, cuando la inversión para mantener los 175 kilómetros de vías de alta capacidad serían de 12 o 13 millones a partir de 2026. Estos son los datos mostrados con total transparencia y responsabilidad y estamos lejos de poder alcanzar estas cifras con la dinámica presupuestaria de los últimos años", insistió Hurtado.

En el presupuesto para 2020 esta cantidad se incrementa hasta 1,4 millones de euros, aproximadamente, "siendo absolutamente necesario aumentar paulatinamente esta partida de forma que se minimicen los riesgos para la seguridad vial asociados a un firme mal hecho".

Transferencia AP-68 Hurtado también explicó los detalles de la transferencia de la AP-68 a la Diputación, como le pidió EH Bildu, y subrayó que dicho proceso está inconcluso a expensas de las decisiones que adopte una comisión técnica que dejó abiertos el acuerdo de transferencia. Esta comisión está integrada por las Diputaciones de Álava y Bizkaia, el Gobierno de Madrid y Gobierno Vasco. "Además, y eso creo que todos lo sabemos, una empresa privada, Avasa, tiene por contrato la gestión y explotación de la autopista hasta el año 2026 y, por lo tanto, no será hasta entonces cuando la Diputación Foral de Álava tenga plena capacidad de decisión sobre los 55 kilómetros de la AP-68 que transcurren por nuestro territorio", precisó el diputado, quien también llamó a aspirar "a un acuerdo amplio e integral que nos permita también extender las bonificaciones de la AP-68 al tramo vizcaíno para que se beneficien del mismo todos los alaveses y, especialmente, los residentes de Ayala".

Según especificó, la tarifa plana de la AP-1 ha generado entre octubre de 2018 y septiembre de 2019 un coste de 1,1 millones de euros con un total de 1.623 beneficiarios, mientras que las bonificaciones de la AP-68 tuvieron 893 beneficiarios y un presupuesto de 394.424 euros. En cuanto a las obras del plan integral de carreteras (PICA), como preguntaba el PP, Hurtado detalló que el esfuerzo de este año dedicará 4,5 millones para los trabajos entre Legutio y Ollerías y 9 para la A-625, de Saratxo.